Toma de decisiones

El proceso de toma de decisiones se realiza por medio de la identificación de una decisión, la recolección de la información y el análisis de diferentes alternativas.

El usar un modelo de toma de decisiones gradualmente puede brindar una ayuda que aumente los resultados esperados de manera exponencial, haciéndolas más reflexivas, deliberadas, definiendo alternativas y ordenando la información más importante. Este enfoque brinda la posibilidad de elegir la alternativa más beneficiosa entre diferentes posibilidades, lo cual será de gran ayuda en el día a día.

En este artículo se expondrá una técnica para la toma de decisiones dividida en distintos pasos que puede ayudar maximizar las posibilidades de alcanzar el resultado deseado.

Identificar la decisión

Toma de decisiones

El primer paso es identificar la naturaleza de una decisión que se debe tomar, es decir ¿de dónde proviene? ¿cuáles pueden ser las causas que se pueden contraer al tomar esta decisión? ¿Cuál es la importancia? ¿qué necesidades suple?

Recopilar información relevante

Recopilar algo de información importante antes de la toma de la decisión, puede servir de ayuda, lo ideal es saber que información se requiere, cual sería una buena fuente de información y como se podría obtener, este punto implica una labor tanto externa como interna. Cuando se habla de externa implica la documentación en libros, internet y otras personas. Cuando se habla de interna se debe realizar un proceso de autoevaluación.

Inspeccionar las alternativas

A medida que se realiza la recopilación de información, es bastante probable identificar distintas alternativas que se pueden convertir en una decisión definitiva. También se puede hacer uso de la imaginación o información de otras fuentes para crear nuevas alternativas. En este punto se deben enlistar todas las alternativas disponibles.

Ponderación de las pruebas

Una vez se posean distintas alternativas es necesario empezar a evaluar cada una, como sería si se tomara esa decisión, y así mismo con todas. Determinar si la necesidad identificada en el primer punto estaría culminada o resuelta por medio del uso de alguna de las alternativas, al llevar a cabo este proceso se empezarán a descartar algunas alternativas y favoreciendo las que tienen un mejor impacto en el resultado esperado.

Luego se deben enumerar las alternativas restantes según sea la importancia que se le de a cada una bajo criterio propio.

Seleccionar la mejor alternativa

Una vez terminado con la enumeración de alternativas restantes será el momento para elegir la que tenga mayor potencial, existiendo la posibilidad de elegir una combinación entre estas últimas, es bastante probable que el resultado final sea la alternativa que encabezaba el listado en el paso anterior.

Revisar la decisión y sus consecuencias

Toma de decisiones

Finalmente, en este paso, se debe considerar los resultados que traería la decisión elegida, evaluando si cumple las expectativas requeridas y que consecuencias finales podría tener el tomar esta decisión. Si esta decisión no supera todas las expectativas se deberá repetir los pasos para ver si existen nuevas posibilidades, se puede documentar nuevamente o usar otras fuentes que no se incluyeron anteriormente. La idea es satisfacer por completo la necesidad requerida y obtener los beneficios esperados al tomar la decisión. Es de recordar que la toma de decisiones importantes requiere de tiempo para analizar todas las posibles situaciones que se pueden desencadenar.

También te puede interesar:

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí