Toma de decisiones

| |

Inicio » Toma de decisiones

La toma de decisiones puede definirse como el proceso de decidir sobre algo importante, especialmente en un grupo de personas o en una organización.

Se trata de seleccionar un curso de acción entre dos o más alternativas posibles para llegar a la solución de un problema determinado.

El proceso de toma de decisiones en las organizaciones lo realiza un grupo de profesionales con el objetivo de mejorar el funcionamiento de la empresa. De esta manera, es una actividad continua y dinámica que impregna todas las demás actividades de la organización.

Al ser una actividad continua, el proceso de toma de decisiones juega un papel vital en el funcionamiento de una empresa. Después de todo, representa la combinación de conocimientos científicos, habilidades técnicas y la experiencia profesional de todos.

En un entorno de gestión, la decisión no puede tomarse de forma abrupta. En este sentido, hay algunos pasos que deben seguirse:

  • Define el problema.
  • Recopilar datos e información.
  • Analice las alternativas.
  • Elija la mejor opción.
  • Planificar y ejecutar.
  • Monitorea los resultados.

Se toman decisiones para sostener las actividades comerciales. Y, por lo tanto, asegurar el buen funcionamiento de la organización en todos los niveles de la gestión a fin de lograr las metas y objetivos preestablecidos.

Planificación de la toma de decisiones

Planificar la toma de decisiones es una parte muy importante para poder acertar a las mejores opciones, por ende, puede ser necesario llevar a cabo algunas de las siguientes tareas junto con la aplicación de unos objetivos SMART.

Identificar la decisión

Toma de decisiones

El primer paso es identificar la naturaleza de una decisión que se debe tomar, es decir ¿de dónde proviene? ¿cuáles pueden ser las causas que se pueden contraer al tomar esta decisión? ¿Cuál es la importancia? ¿qué necesidades suple?

Recopilar información relevante

Recopilar algo de información importante antes de la toma de la decisión, puede servir de ayuda, lo ideal es saber que información se requiere, cual sería una buena fuente de información y como se podría obtener, este punto implica una labor tanto externa como interna. Cuando se habla de externa implica la documentación en libros, internet y otras personas. Cuando se habla de interna se debe realizar un proceso de autoevaluación.

Inspeccionar las alternativas

A medida que se realiza la recopilación de información, es bastante probable identificar distintas alternativas que se pueden convertir en una decisión definitiva. También se puede hacer uso de la imaginación o información de otras fuentes para crear nuevas alternativas. En este punto se deben enlistar todas las alternativas disponibles.

Ponderación de las pruebas

Una vez se posean distintas alternativas es necesario empezar a evaluar cada una, como sería si se tomara esa decisión, y así mismo con todas. Determinar si la necesidad identificada en el primer punto estaría culminada o resuelta por medio del uso de alguna de las alternativas, al llevar a cabo este proceso se empezarán a descartar algunas alternativas y favoreciendo las que tienen un mejor impacto en el resultado esperado.

Luego se deben enumerar las alternativas restantes según sea la importancia que se le de a cada una bajo criterio propio.

Seleccionar la mejor alternativa

Una vez terminado con la enumeración de alternativas restantes será el momento para elegir la que tenga mayor potencial, existiendo la posibilidad de elegir una combinación entre estas últimas, es bastante probable que el resultado final sea la alternativa que encabezaba el listado en el paso anterior.

Revisar la decisión y sus consecuencias

Toma de decisiones

Finalmente, en este paso, se debe considerar los resultados que traería la decisión elegida, evaluando si cumple las expectativas requeridas y que consecuencias finales podría tener el tomar esta decisión. Si esta decisión no supera todas las expectativas se deberá repetir los pasos para ver si existen nuevas posibilidades, se puede documentar nuevamente o usar otras fuentes que no se incluyeron anteriormente. La idea es satisfacer por completo la necesidad requerida y obtener los beneficios esperados al tomar la decisión. Es de recordar que la toma de decisiones importantes requiere de tiempo para analizar todas las posibles situaciones que se pueden desencadenar.

También te puede interesar:

Anterior

10 Competencias Que Todo Gerente Debe Dominar

Segmentación de mercados

Siguiente

Deja un comentario