SIX SIGMA: QUÉ ES Y CÓMO APLICARLO EN SU EMPRESA

| |

Lean Six Sigma es una metodología que combina los enfoques de Lean Manufacturing y Six Sigma para mejorar la eficiencia de los procesos de una empresa. Este método tiene como objetivo eliminar defectos y reducir la variabilidad de los procesos de producción. En este sentido, se pretende mejorar continuamente la calidad de los productos y servicios que ofrece la empresa, reduciendo costes y aumentando la satisfacción del cliente.

Este método utiliza técnicas y herramientas para medir y analizar tanto la eficiencia de los procesos como la calidad conseguida por los mismos. Lean six sigma es una metodología aplicable en diversos sectores del mercado, con el objetivo de incrementar la productividad y competitividad de las empresas. 

¿Cuál es el origen del lean six sigma? 

La manufactura ajustada , también conocida como producción ajustada, surgió en Japón en la década de 1950. Fue desarrollada por Toyota con el objetivo de reducir los desperdicios en la producción, como procesos y actividades que no agregan valor al cliente. 

De esta manera, funciona como una filosofía dentro de las empresas, y por lo tanto todos los empleados necesitan absorber los conceptos para que se eliminen las pérdidas y el desperdicio.

Six sigma es una metodología de calidad desarrollada en Estados Unidos en los años 1980 por Motorola. Su objetivo es reducir la variabilidad de los procesos, productos y servicios de una empresa, reduciendo la posibilidad de que se produzcan defectos y aumentando la satisfacción del cliente. 

Six Sigma se basa en la búsqueda continua de la perfección, buscando resultados 99,99966% libres de defectos.

Después de un corto período, se observó una sinergia entre los dos métodos, dando lugar a Lean Six Sigma. Este enfoque promueve una cultura organizacional enfocada a la mejora continua , a través de prácticas específicas, que redunda en la reducción de desperdicios y asegurar la calidad de los procesos.

¿Qué importancia tiene Lean Six Sigma para su negocio?

La implementación de Lean Six Sigma puede aportar numerosos beneficios a una empresa. En primer lugar, es posible identificar y eliminar actividades innecesarias e ineficientes, lo que resulta en procesos más eficientes con tiempos de ejecución más cortos. 

Además, la metodología busca reducir la variabilidad y el número de defectos en los procesos, mejorando la calidad del producto o servicio ofrecido y, en consecuencia, aumentando la satisfacción del cliente. 

Asimismo, eliminar desperdicios y actividades innecesarias también puede reducir costos y aumentar la rentabilidad de la empresa.

La aplicación del método promueve el desarrollo de una cultura de mejora continua en la empresa. Para ello, la metodología fomenta la búsqueda constante de la mejora de procesos y crea una cultura de excelencia en las organizaciones. En este sentido, implica más a los empleados en la identificación y eliminación de residuos. 

Como resultado, se produce un aumento de la productividad y optimización de los procesos, haciendo la empresa más ágil y competitiva en el mercado.

¿Cuándo utilizar Lean Six Sigma? 

El uso de lean six sigma cubre una variedad de sectores y tipos de empresas, desde la industria hasta el sector de servicios. Su aplicación está recomendada en organizaciones que deseen mejorar la eficiencia de sus procesos, aumentar la calidad de sus productos o servicios ofrecidos, eliminar desperdicios y reducir costos.

Además, la metodología es útil para organizaciones que buscan desarrollar una cultura de mejora continua. Porque, a través del método, las empresas se vuelven más efectivas en la búsqueda de la perfección en sus procesos. Además, se vuelven capaces de ser un referente en calidad y eficiencia en todos los sectores cubiertos.

Herramientas Lean Six Sigma para saber 

Para lograr los objetivos de Lean Six Sigma, se utilizan varias herramientas y técnicas para ayudar a identificar y resolver problemas de una manera más sistemática y estructurada.

Una de las principales herramientas es DMAIC , cuyas siglas hacen referencia a las cinco etapas del ciclo: Definir, Medir, Analizar, Mejorar y Controlar.

  • Definir: se establece el objetivo del proyecto. Es importante definir claramente el problema a resolver, el alcance, objetivos y metas del proyecto.
  • Medida: se recogen datos e información sobre el proceso actual. Es importante establecer una línea de base para medir el desempeño actual.
  • Analizar: Los datos recopilados en el paso anterior se analizan para identificar las causas fundamentales del problema.
  • Mejorar: se desarrollan soluciones para resolver las causas raíz identificadas en el paso anterior.
  • Control: se implementan medidas para asegurar que las soluciones desarrolladas en la etapa anterior sean efectivas y sostenibles. Es importante establecer un plan de control para monitorear el desempeño del proceso y realizar los ajustes necesarios.

 

Otras herramientas ampliamente utilizadas en la metodología son:

SIPOC

SIPOC es una herramienta de mapeo de procesos que ayuda a definir el alcance de un proyecto, identificando los principales procesos que serán optimizados durante su ejecución. En lean six sigma, SIPOC se utiliza a menudo en la fase de «definición» del método DMAIC. 

El objetivo de SIPOC es brindar una visión general del proceso, incluyendo sus entradas, salidas y principales clientes. La herramienta ayuda a los profesionales de Lean Six Sigma a tener una comprensión clara del proceso a mejorar y definir los objetivos del proyecto de forma clara y precisa.

Diagrama de Ishikawa

El diagrama de Ishikawa , también conocido como diagrama de espina de pescado o diagrama de causa y efecto, es una herramienta de análisis utilizada en lean six sigma para identificar las posibles causas de un problema específico. 

El diagrama de Ishikawa se utiliza a menudo en la fase de «análisis» del método DMAIC. A través de él es posible profundizar en la comprensión de las causas de un problema y recopilar datos para confirmar las hipótesis planteadas.

AMEF

FMEA es el acrónimo de Análisis Modal y de Efectos de Falla, o análisis modal de fallas y efectos en portugués. Es una herramienta de gestión de riesgos utilizada en lean six sigma para identificar y evaluar los riesgos asociados con un proceso o producto. Su principal objetivo es prevenir fallos y mejorar la calidad. 

FMEA se utiliza a menudo en la fase de «mejora» del método DMAIC. En el cual, puede ayudar a identificar fuentes de falla en un proceso o producto, así como priorizar las mejoras necesarias. Además, el AMEF también tiene aplicación en la fase de “control” para asegurar que las mejoras implementadas se mantienen en el tiempo.

Lean Manufacturing y Lean Six Sigma: comprenda las diferencias

Como se mencionó anteriormente, Lean Manufacturing y Lean Six Sigma son dos metodologías distintas que comparten el objetivo de aumentar la eficiencia de los procesos productivos de una empresa. A pesar de tener los mismos orígenes, presentan diferencias significativas. 

La manufactura esbelta enfatiza la eliminación del desperdicio y la mejora de la eficiencia. Por el contrario, Lean Six Sigma se centra en eliminar defectos, reducir la variabilidad de los procesos de producción y mejorar la eficiencia. 

Ambas metodologías son ampliamente utilizadas en las empresas para alcanzar objetivos específicos en la mejora de procesos.

Cinturones y lean six sigma: comprenda cada certificación

Formar a los empleados es fundamental para aplicar de forma competente Lean Six Sigma en una empresa. La metodología cuenta con cuatro niveles de formación, cada uno con un grado diferente de profundidad. 

Los practicantes son reconocidos con el título de “Cinturón” (cinturón negro, cinturón verde, cinturón amarillo y cinturón blanco) que corresponde a su nivel de experiencia en el método.  Es decir, cuanta más experiencia tenga un empleado en la metodología, mayor será su “Cinturón”.

Clasificación

  • White Belt: La obtención de esta certificación aún no capacita a un profesional para liderar grandes proyectos con la metodología, sin embargo, ciertamente adquiere habilidades para mejorar su aporte a la empresa, independientemente de su rol. Estos profesionales son capaces de ofrecer soporte en proyectos lean six sigma a empleados que cuenten con certificación de cinturón amarillo, verde o negro.

 

  • Yellow Belt: Con esta certificación, el profesional ahora puede involucrarse más activamente en proyectos de mejora, comenzando por aquellos que son de baja complejidad y pueden implementarse rápidamente. Estos profesionales trabajan a nivel táctico y brindan apoyo a los cinturones verdes y negros.

 

  • Green Belt: La certificación Green Belt permite a los profesionales desempeñar un papel más proactivo en los procesos de la metodología Lean Six Sigma dentro de la empresa. El empleado podrá liderar proyectos y generar resultados más evidentes. Con un conocimiento más profundo del método, estos profesionales dedican entre un 20 y un 30% de su tiempo a acciones de mejora continua.

 

  • Black Belt: La certificación Black Belt es la certificación más alta que un profesional puede obtener en relación con la metodología Lean Six Sigma. Con esta certificación, el profesional no sólo está capacitado para liderar proyectos en el área, sino también capacitar y orientar a otros profesionales. Esta certificación es recomendada para profesionales que ocupan posiciones de liderazgo y que estén dispuestos a dedicar el 100% de su tiempo a implementar el programa lean six sigma.

Vea cómo implementar Lean Six Sigma

Para implementar lean six sigma en una empresa es necesario seguir algunos pasos importantes. Primero, es necesario identificar los procesos críticos. A continuación, es necesario formar un equipo de empleados capacitados en lean six sigma para llevar a cabo proyectos de mejora. 

El equipo del proyecto debe definir objetivos claros y establecer indicadores clave de desempeño ( KPI ), además de mapear los procesos críticos para comprender cómo se está realizando el trabajo y dónde están las oportunidades de mejora.

El equipo del proyecto debe identificar y reducir el desperdicio en los procesos, eliminando tareas que no agregan valor y optimizando actividades que generan valor. Luego, es necesario implementar las soluciones definidas para mejorar los procesos y monitorear los resultados para asegurar que las mejoras han sido efectivas.

Finalmente, es necesario continuar con la mejora continua, monitoreando los procesos e identificando nuevas oportunidades de mejora para mantener la empresa en constante evolución. Es importante recordar que la metodología debe estar acorde a las necesidades específicas de cada organización y los desafíos que enfrenta.

Ejemplos de aplicación de lean six sigma

Lean six sigma es un enfoque de mejora continua que busca eliminar desperdicios, reducir variaciones y aumentar la eficiencia de los procesos en una organización. Algunos ejemplos prácticos de cómo aplicar el método en diferentes contextos son:

  1. Mejora de la calidad: un hospital puede postularse para mejorar la calidad de la atención al paciente reduciendo los tiempos de espera, eliminando errores de medicación y mejorando la comunicación entre los profesionales sanitarios.
  2.  Reducción de costos: una empresa de servicios financieros puede solicitar reducir costos eliminando actividades. innecesarios, reduciendo el tiempo de procesamiento y mejorando la calidad de los servicios prestados a los clientes.
  3. Mejora del servicio al cliente: una empresa minorista puede aplicar para mejorar el servicio al cliente, reduciendo el tiempo de espera en las colas, mejorando la disponibilidad de los productos y garantizando la satisfacción del cliente.

Deja un comentario