SISTEMAS DE PRODUCCIÓN: INTEGRACIÓN PARA PRODUCIR MEJOR

| |

Conocer los sistemas de producción se ha convertido en un elemento destacado para las empresas en el competitivo mercado actual, ya que permite desarrollar una visión sistémica y amplia de los procesos. Por eso, es importante mantener siempre una estrecha vigilancia sobre el funcionamiento de su industria, ayudando a prevenir e identificar problemas en la línea de producción.

En este texto cubriremos qué son los sistemas de producción, cómo funcionan, sus tipos y cómo implementarlos. Además, entenderemos cómo se inserta la filosofía de Lean Manufacturing en los sistemas de producción para mantener los procesos industriales en constante mejora.

¿Qué son los sistemas de producción?

Un sistema de producción es un conjunto de procesos y operaciones que interactúan entre sí para producir un producto o servicio. En este sentido, es importante definir qué tipo de sistema productivo es más coherente con el propósito de su negocio, permitiendo el uso de técnicas de planificación y gestión de la producción más estratégicas y eficientes.

Además, a medida que una industria crece, se insertan nuevas personas, máquinas y operaciones en el sistema de producción. Por ello, los sistemas productivos están en constante transformación y adaptación, siendo importante monitorear el desarrollo de un proceso no sólo al inicio, sino a lo largo de toda su vida.

¿Qué es un proceso?

Un proceso es un conjunto de actividades que tiene como objetivo transformar insumos en productos o servicios, que pueden entenderse a través de un modelo de transformación. Este modelo se divide en tres subsistemas: las entradas, el proceso de transformación y las salidas (salidas).

  1. Aperitivo (entradas): son los recursos transformados (materiales, información y consumidores) o los recursos que actúan sobre ellos (empleados, edificios, equipos y tecnología);
  2. Proceso de transformación: son cambios en las características físicas, ubicación, posesión y estado psicológico de materiales, información y consumidores;
  3. Salidas (salidas): son el objeto del proceso de transformación, es decir, bienes y servicios físicos. También representa productos indirectos como los residuos y la contaminación.

Por tanto, se puede decir que un sistema de producción es un macro espacio de procesos. En este contexto, los procesos funcionan en red, estando fuertemente conectados, desempeñando sus propias funciones apuntando a un único y mayor propósito.

¿Cómo funcionan los sistemas de producción?

Los sistemas de producción funcionan a través de la interacción entre procesos y siendo influenciados por el entorno interno y externo. Por lo tanto, los procesos pueden conectarse entre sí mediante la interdependencia. Por ejemplo, para que un determinado material pase por un proceso de pintura, primero debe pasar por un proceso de corte en otra parte de la fábrica.

Además, los sistemas de producción también se ven influenciados por acontecimientos y decisiones tomadas dentro y fuera de la empresa. En el entorno interno, también afectan a los sistemas sectores de la empresa que no están indirectamente vinculados a la producción, como marketing, finanzas, recursos humanos y presidencia. Por ejemplo, debido a la falta de fondos, las finanzas pueden determinar el cambio de proveedor y cambios en la cadena de suministro.

Sin embargo, el entorno externo también influye en los sistemas de producción, a través de la acción de agentes como: gobierno, economía, política, tecnología y competitividad. Por ejemplo, la variación del precio de materias primas, como el petróleo, en el mercado internacional, puede determinar el intercambio de determinados envases de plástico.

Conozca los tipos de sistemas de producción.

Tradicionalmente, los sistemas de producción se clasifican según tres categorías: sistema de producción continua, sistema de producción intermitente y sistema de producción para grandes proyectos.

Conozca más sobre cada uno de los tipos de sistemas de producción a continuación:

Sistema de producción continua

El sistema de producción continua se caracteriza por su alta eficiencia e inflexibilidad. Por tanto, en este sistema existe una secuencia lineal y planificada de procesos para desarrollar el servicio o producto. Esto tiene una fuerte estandarización y un bajo grado de diferenciación. Esto se produce mediante la sustitución del trabajo humano por máquinas, estandarizando el resto del trabajo de los empleados en tareas muy repetitivas.

Por tanto, el sistema de producción continua está recomendado para empresas con una alta demanda de productos estandarizados y con un bajo grado de diferenciación. Sin embargo, se deben considerar algunos factores antes de adoptar este tipo de producción, como equilibrar los tiempos de las etapas de producción, para que los procesos lentos no retrasen la producción.

Además, hay que tener en cuenta el riesgo de reducir la vida útil del producto y la monotonía del trabajo de los empleados. Un ejemplo de sistema de producción continua sería una línea de producción de refrescos.

Sistema de producción intermitente

En el sistema de producción intermitente, la mano de obra y el equipo se organizan en centros de trabajo y el producto fluye irregularmente entre estos centros. Además, la producción se realiza por lotes o por encargo, lo que hace que este tipo de producción sea más flexible y con un mayor grado de diferenciación de producto. Sin embargo, esta mayor flexibilidad reduce el volumen de producción y puede generar problemas con el control de inventario, la programación de la producción y la calidad.

Por lo tanto, se recomienda utilizar un sistema de producción intermitente cuando el volumen de producción sea relativamente bajo. Por tanto, suele ser utilizado en la etapa inicial de diversos productos y por empresas que trabajan por encargo. Este sistema se podría utilizar, por ejemplo, en una pequeña empresa de producción de camisetas personalizadas que trabaje según el pedido del cliente.

Sistema de producción para grandes proyectos.

En el sistema de producción para grandes proyectos, cada proyecto es un solo producto y no hay flujo de productos. En este tipo de producción existe una secuencia preestablecida de procesos, que generalmente duran mucho tiempo y tienen muy baja repetitividad.

Una característica común del sistema de producción para grandes proyectos es su alto costo y el retraso en la producción de una unidad del producto. A esto se le suma un gran desafío en la administración, planificación y control de la línea de producción. Por tanto, este sistema podría aplicarse, por ejemplo, en la producción de barcos, aviones, trenes y grandes estructuras.

¿Cómo implementar un sistema de producción?

Para implementar un sistema de producción en su industria, necesita preparar la producción de acuerdo con el tipo de sistema de producción implementado. En este sentido, te recomendamos una guía paso a paso para organizar y monitorear la implementación de tu sistema productivo:

  1. Realizar un mapeo de los procesos y etapas productivas actuales;
  2. Entienda los plazos de sus procesos y organícelos según plazos de entrega;
  3. Determinar metas y monitorear sus resultados para los procesos en cada ciclo productivo;
  4. Establecer KPI (indicadores clave de rendimiento) coherentes para las máquinas y las personas involucradas en los procesos;
  5. Promover la formación de equipos para la adaptación al sistema productivo;
  6. Integrar otras áreas de la empresa a un sistema de gestión integrado, posibilitando una comunicación más asertiva;
  7. Automatizar procesos, generando una fuente de datos confiable y práctica que pueda ayudar en la toma de decisiones.

Además, el uso de software de tecnología de la información puede facilitar la implementación de un sistema de producción. Por ejemplo, los ERP (Enterprise Resource Planning) son software que tienen como objetivo integrar todos los datos de los diferentes sectores de una empresa. Así, permiten una mayor automatización y almacenamiento de información.

Otros software como MRP, MRPII, APS y MES pueden mejorar la cadena de suministro y facilitar la gestión de los sistemas de producción.

¿Cuál es la relación entre sistema de producción y Lean Manufacturing?

Los sistemas de producción y Lean Manufacturing están fuertemente conectados, siendo la producción lean un gran aliado para optimizar los sistemas de producción de una industria. A través de un sistema Just in Time y técnicas de gestión de la calidad y planificación y control de la producción, Lean pretende eliminar pérdidas en el proceso y añadir valor al consumidor final.

En este sentido, a través de herramientas como poka-yokes, 5S y Diagramas de Pareto, es posible estandarizar la calidad en todas las etapas de la producción, entregando un producto o servicio que satisfaga las necesidades del cliente. Además, herramientas de gestión visual como Kanban y herramientas de mejora continua como Kaizen permiten una mejor gestión y seguimiento del flujo de producción.

Por lo tanto, contratar una consultoría de Ingeniería de Producción puede ayudarte a implementar un sistema de producción más eficiente. En este sentido, EPR Consultoría trabaja con alcances de estudio de capacidad, indicadores y mapeo de procesos, fundamentales para el desarrollo de un nuevo sistema productivo.

Deja un comentario