¿Qué es el riesgo operativo?

El riesgo operativo hace referencia a las posibles fallas internas, producto del desarrollo de las actividades operacionales en la empresa.

¿Cómo funciona el riesgo operativo?

De manera general, las pérdidas que resultan de riesgos operativos mal gestionados se producen de tres maneras:

Fallas

Comportamientos anormales, considerados defectos de funcionamiento.

Por ejemplo: defectos en los sistemas tecnológicos error humano, entre otros.

Deficiencias

Ausencia de técnicas y estructuras relevantes (departamentos, planes, profesionales, etc.) para el proceso organizativo.

Por ejemplo: La falta del departamento de gestión de riesgos o la falta de planes de contingencia.

Inadecuaciones

Procedimientos que evaden las normas establecidas de manera intencional o no intencional.

Por ejemplo: incumplimiento de las normatividades locales o nacionales, que, al ser detectadas, generan sanciones.

Tipos de riesgo operacional

Aunque ningún riesgo es controlable en su totalidad, existe la posibilidad de planificar y anticipar acciones para disminuir las posibilidades de incidencia y el alcance de los daños, para ello, es indispensable conocer a qué categoría de riesgo operacional hace parte y el tipo de anomalía que lo provoca.

Se incluye entre los riesgos operacionales:

  • fraudes internos;
  • fraudes externos;
  • prácticas inadecuadas relacionadas con los clientes, productos y servicios;
  • las demandas laborales y la falta de seguridad en el lugar de trabajo;
  • los que conduzcan a la interrupción de las actividades de la institución;
  • fallas en los sistemas de tecnología de la información;
  • daños a los activos físicos de propiedad o en uso de la institución;

Todas las empresas son vulnerables a los riesgos operativos, que pueden hacer inviable la continuidad de la misma.

Entre los riesgos operativos más comunes se pueden encontrar:

Riesgo legal: Se presenta por fallas en los procesos legales a los que se sujeta la organización, como pueden ser contables, legislativos o laborales.

Riesgo de error humano y fraude: resultado de malentendidos, omisiones, distracciones o negligencias de empleados o terceros contratados y comportamiento fraudulento (robo de herramientas, materiales, etc.)

Riesgo tecnológico: surge con la ineficiencia de las herramientas tecnológicas como computadores o maquinaria de trabajo, en este sentido se puede hablar la perdida de una base de datos importante para la empresa.

Riesgo de imagen: Este tipo de riesgo operacional se refiere a la reputación de la empresa frente a las personas, se puede presentar por problemas con la prestación de sus servicios de mala calidad o publicidad negativa por parte de la competencia.

Riesgo estructural: se da por un mal funcionamiento o de la ocurrencia de daños debido a: recursos inadecuados o insuficientes para operar el negocio, falta de regulación interna de la política de procedimientos, entre otras actividades de tipo administrativa-operativa.

Riesgo operativo financiero

Los riesgos operativos financiero están relacionados con las actividades financieras de una empresa. Dentro de este tipo de riesgo operativo se incluyen los riesgos generados por una mala gestión del flujo de caja, los riesgos relacionados a unos bajos rendimientos y las bajas inversiones. Entre las posibles causas se pueden encontrar:

  • Gestión financiera deficiente.
  • Altos niveles de endeudamiento.
  • Exposición a los tipos de interés o variaciones en los tipos de cambio.
  • Baja eficiencia y veracidad de la información para la toma de decisiones.
  • Operaciones o inversiones con un alto porcentaje de riesgo.

DEJA UN COMENTARIO

Por favor escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre aquí