gastos administrativos

Concepto

Los gastos administrativos son los gastos generales de una empresa que no están directamente relacionados con la producción. Por ejemplo, la factura del Internet, la recepción, la limpieza y el departamento contable. Los gastos en los que incurre una empresa pueden dividirse en gastos operativos y administrativos. Los gastos de operación son gastos que utilizan para fabricar productos, como las materias primas. En otras palabras, están vinculados de manera directa a la actividad principal de la empresa.

Ejemplos de gastos de administratición

  • Los salarios del personal “siempre y cuando no estén vinculados a la producción”.
  • Papelería y material de oficina.
  • Gastos de agua.
  • Alquiler de locales para desempeñar funciones administrativas.
  • Gastos de correspondencia.
  • Gastos de electricidad.
  • Los honorarios del asesoramiento legal y contable de la empresa.
  • Gastos de marketing.
  • Gastos en viajes de negocio.
  • Seguros.

¿Cuál es la diferencia entre gastos administrativos y operativos?

Para comprender de manera fácil la diferencia entre gastos de administración y operativos, analicemos el siguiente ejemplo: Para una fábrica de ropa. En este caso, los gastos de compra de telas, maquinaria, hilos y los salarios a las costureras son gastos operativos.

Recordemos que los gastos administrativos son que no están vinculados a la producción ni al servicio que presta la empresa. Continuando con el ejemplo de la fábrica de ropa, serían gastos de administración: los gastos de limpieza, la secretaría y útiles para la oficina, la publicidad, y demás personal ejecutivo.

A la hora de clasificar un gasto como administrativo u operativo es necesario tener en cuenta que:

Si la fábrica de ropa produce 3.000 unidades o 6.000 unidades en un mes, el gasto administrativo en teoría no debería variar, pero no siempre existe una división clara entre lo que es administrativo y lo que es operativo. En la fábrica de ropa, por ejemplo, la luz que se usa en las habitaciones del departamento administrativo y su secretaría pertenecerán a los gastos administrativos. Sin embargo, la luz utilizada en la fábrica de ropa, como en las máquinas, serían gastos operativos. De esta manera, algunos gastos pueden considerarse mixtos en este sentido, ya que forman parte tanto de la operación de la empresa como de su parte administrativa. Lo que se puede hacer en este caso es fijar un porcentaje del gasto al área administrativa o un valor fijo. Por ejemplo:

El valor del servicio de luz corresponde a 500 pero se sabe que cuando la fábrica no está operando este servicio no supera los 150, de esta manera para todos los meses el gasto administrativo de luz serán siempre 150. O simplemente se fija un porcentaje que se ajuste a esa tarifa.

Análisis de los gastos administrativos

La característica principal de los gastos administrativos es que no deben estar directamente relacionada con la producción. Estos gastos de alguna manera también podrían representarse como costos fijos.

En otras palabras, incluso si la empresa no se encuentra operativa o no está prestando sus servicios de manera temporal, siempre incurrirá en los gastos de tipo administrativo. Es decir, la empresa necesitará disponer de una cantidad X mínima de dinero para cubrir estos gastos.

De igual manera siempre será necesario analizar las operaciones de la empresa para poder distinguir entre un gastos administrativo y un gasto operacional.

DEJA UN COMENTARIO

Por favor escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre aquí