La productividad empresarial
La productividad es sinónimo de eficiencia y competitividad.

En términos de economía, la productividad empresarial hace referencia al rendimiento que se recibe por cada entrada. Por ejemplo, Si le das 4 frutas a una persona y este te vuelve 2 litros de juego, tu productividad seria de 2 litros por cada 4 frutas. Sin embargo, si otra persona puede adquirir 2 litros de jugo con 3 frutas, esta última será más productiva, puesto que se necesita menos frutas para crear los mismos 2 litros de jugo.

Una fórmula básica para medir este indicador de productividad es: Productividad = Salidas / entradas.

Un factor muy importante en las empresas es su capital humano, si sus empleados se sienten contentos, el nivel de productividad laboral aumentará, por ende, se puede decir que en gran parte la productividad es proporcional al sentido de pertenencia que poseen los empleados.

El implementar leves cambios en los hábitos puede llegar a mejorar ampliamente la eficiencia y la productividad en una empresa. Lo cual debe ser un objetivo principal en su plan de acción, para mantener la competitividad.

A continuación, expondremos 6 maneras de aumentar la productividad por medio de los empleados:

No olvides que Henry Fayol también abarca un poco de este tema en sus 14 principios de la administración.

1. Ser eficiente

La productividad empresarial

Ser siempre consciente de cómo está funcionando actualmente tu empresa y estar dispuesto a cambiar la forma de trabajo si es necesario, es un punto a favor en la competitividad empresarial.

Recuerda que implementar objetivos a corto y largo plazo es muy importante.

En este aspecto podemos cuestionarnos si existe la posibilidad de optimizar las actividades diarias los empleados para que puedan lograr alcanzar las metas establecidas. Es importante brindar a cada empleado un plan en el cual se establezcan una lista de metas diarias a cumplir de manera priorizada, esto dará como resulta un aumento en la eficiencia.

2. Reducir las distracciones

Actualmente las personas ocupan mucho de su tiempo en los celulares, y esto no solo sucede en horas libres también se evidencia en horas laborales, lo cual reduce la eficiencia, pero no se trata solo de implementar políticas de prohibición del uso de celulares, se trata de analizar cómo mejorar esta situación mientras los trabajadores están laborando. Pueden crearse espacios de tiempo para poder mirar los celulares.

3. brindar las herramientas y el equipo adecuado

Es muy importante que los empleados dispongan del equipo y las herramientas necesarias para poder llevar a cabo sus labores de forma eficiente. Puesto que de lo contrario esto puede llevar a la pérdida de tiempo y hasta material, lo cual va en contra de la eficiencia.

Los equipos y programas de última tecnología hacen una gran diferencia, en algunas ocasiones pueden ayudar reducir la necesidad de personal para desempeñar ciertas funciones y en otras pueden ayudar al personal a realizar las tareas mucho más rápido y con un margen de error menor que al realizarlo de manera manual.

4. Mejorar las condiciones de trabajo

Hay muchos factores extrínsecos que pueden afectar la productividad en un empleado, la temperatura es uno de ellos, un ambiente bastante caliente o frío provoca un efecto de desconcentración y una baja notable en el desarrollo de sus actividades. Por otra parte, las instalaciones deben estar organizadas de manera tal que se pueda desplazar por las instalaciones sin complicaciones.

5. Ofrecer apoyo y establecer metas realistas

Como gerente de una compañía siempre es bueno manejar cierto nivel de empatía con el personal, con el fin de saber si las metas que se le asignaron son alcanzables o están por fuera del rango. Otro punto a considerar es saber si todo lo planeado está claro para cada uno de los empleados o es necesario brindar un apoyo personalizado para dejar claros los objetivos y el enfoque que se quiere dar a conocer.

6. Practicar el refuerzo positivo

eficiencia

Motivar a los empleados es una buena manera de aumentar la productividad empresarial, pero esto no siempre genera los resultados esperados, en ocasiones es necesario ir más allá, y esto no solo se trata de recompensas a nivel económico, se trata de hacerle saber al empleado que está haciendo bien su trabajo, o a nivel de premio si se puede considerar privilegios como salir antes de la hora normal.

Con objetivos grandes y a largo plazo se pueden plantear bonificaciones, vacaciones y demás recompensas que amerite el buen desempeño. Cuando motivas a tus empleados a trabajar más duro y este recibe alguna recompensa a cambio, es muy probable que la productividad aumente de manera exponencial.

Como conclusión podemos decir que siempre se trata de mantener contentos a los empleados para que estos respondan de igual manera a la empresa.

El uso de la motivación laboral y el clima organización son temas que no puedes dejar de lado cuando se busca la productividad empresarial.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí