El método Just in Time (JIT), que significa “justo a tiempo”, es un sistema cuyo objetivo es producir la cantidad exacta de un producto, de acuerdo con la demanda, rápidamente y sin necesidad de producir más existencias de las necesarias, haciendo que el producto llegue a su destino en el momento oportuno, por esta razón lleva el nombre de Just in Time.

El sistema “Just in Time” tiene un gran impacto en una cadena de producción, a fin de asignar sólo la cantidad adecuada de materia prima para un determinado producto en un tiempo determinado. Este sistema se aplica a las producciones para evitar el desperdicio, las existencias innecesarias y los costos adicionales.

¿Cómo surgió Just in Time?

Después de la crisis de 1929, que desmanteló la credibilidad del sistema utilizado por la empresa automóviles Ford, Toyota vio la necesidad de un sistema que no dejara las existencias llenas de coches. Esto también ocurrió debido a la diferencia de tamaño entre los países. Como sabemos, el área física de los EE.UU., donde se inició el modelo Fordismo, es mucho más grande que la cuna del sistema de Toyota.

Desde la Segunda Guerra Mundial, Toyota ha empezado a fabricar pocos coches de unos pocos modelos diferentes. Como resultado, tuvo que trabajar con flexibilidad para fabricar lotes más pequeños con la misma calidad que las grandes compañías americanas.

Así, la idea de producir sólo lo que el mercado demandaba comenzó a ser utilizada por otros fabricantes. Y después de los años 70, los coches que se fabricaban en Japón se volvieron muy competitivos. Tan competitivos como los vehículos fabricados por las grandes empresas de automóviles.

Así es como Just in Time se convirtió en algo más que una forma de gestionar la producción. Pero sí, una filosofía que también abarca la administración de materiales, calidad, organización, producto, trabajo y recursos humanos.

Es una filosofía que se caracteriza por una producción basada en la demanda y la exigencia. Produce sólo lo que es necesario, en la cantidad necesaria y en el momento adecuado.

5S

📙Lectura recomendada
¿Qué son las 5s?

Objetivo del justo a tiempo

Todos los esfuerzos e inversiones del sistema están dirigidos a reducir al máximo el desperdicio y las pérdidas, muy comunes en las industrias que se quedan con un exceso de productos debido a la falta de planificación, por ejemplo.

¿Pero qué es el Just in Time en la práctica? Se trata de una mejora continua de los procesos, con la estandarización de los mismos y la creación de políticas modernas, reduciendo las existencias y satisfaciendo la demanda de sus clientes, que reciben sus productos a tiempo.

Ventajas del Just in Time

La principal ventaja de trabajar con este sistema es la agilidad del proceso y la reducción de los costos de inventario, lo que implica en los resultados de toda la cadena de producción.

El proveedor entrega las materias primas en pequeñas cantidades, por lo que el flujo continuo de la entrega hace que el proceso de desarrollo del producto sea más rápido, requiriendo también más agilidad en la entrega del producto final y, en consecuencia, optimizando el espacio de almacenamiento.

Desventajas del Just in Time

La gran desventaja del sistema es que este proceso no puede aplicarse en industrias con poca previsibilidad en la demanda y que pasan por varias oscilaciones. Hay empresas que necesitan una gran cantidad de existencias en todo momento, y el concepto de Just in Time no se ajusta a las necesidades de este tipo de negocio.

Otro punto negativo del proceso es que sólo funciona bien cuando la empresa trabaja con pocos proveedores y que tienen estabilidad en el suministro de materiales.

En este tipo de gestión, cada etapa del proceso sirve para producir sólo lo necesario para que la siguiente etapa pueda llevarse a cabo, en la cantidad y el momento adecuados. Lo ideal sería que se aplicara a todas las etapas del proceso, lo que contribuye a eliminar los costos de almacenamiento y de las existencias. Además de la eliminación de los costos, se puede mejorar la productividad y la calidad.

Características de Just in Time

Un sistema de producción que adapta el sistema de Just in Time debe tener ciertas características, de las cuales se pueden resaltar:

  1. El sistema Just in Time no se adapta perfectamente a la producción de muchos productos diferentes, porque, en general, esto requiere una flexibilidad extrema del sistema de producción, en dimensiones que no son posibles de obtener con la metodología del Just in Time.
  2. El proceso de producción se debe dividir por etapas, ensamblando así pequeñas líneas de producción para hacer el proceso más eficiente, reduciendo el movimiento y el tiempo consumido en la preparación de máquinas y equipos.
  3. La gestión de la línea de producción pone énfasis en la autonomía de los trabajadores y el equilibrio de la línea, la no aceptación de errores, paralizando la línea, si es necesario, hasta que los errores sean eliminados.
  4. La producción debe basarse en grupos de trabajo, en los que los trabajadores multifuncionales empiezan y terminan uno o más tipos de productos, que serán utilizados por el siguiente grupo; para que el sistema funcione es esencial que todos los productos que fluyan de un grupo a otro sean perfectos y que los errores se solucionen inmediatamente.
  5. La responsabilidad de la calidad se transfiere a la producción y se hace hincapié en el control de calidad en la fuente, adaptando los principios del control de calidad total (la reducción de las existencias y la solución de los problemas de calidad forman un ciclo positivo de mejora continua); por lo tanto, la responsabilidad de la calidad se encuentra en la fuente de la producción.
  6. Se hace mucho hincapié en la reducción de los tiempos de proceso como forma de lograr la flexibilidad, ya que los tiempos consumidos con actividades que no añaden valor al producto deben eliminarse, mientras que los tiempos consumidos con actividades que añaden valor al producto deben utilizarse para maximizar la calidad de los productos producidos.
  7. El suministro de materiales en el sistema “Just in Time” debe ser una extensión de los principios aplicados dentro de la fábrica, teniendo como objetivos el suministro de pequeños lotes, recibos frecuentes y confiables, cortos plazos de entrega y altos niveles de calidad.
  8. La planificación de la producción del sistema “Just in Time” debe garantizar una carga de trabajo diaria estable, que permita el establecimiento de un flujo continuo de materiales. El sistema de programación y control de la producción se basa en el uso de “tarjetas” (llamado método Kanban) para la transmisión de información entre los distintos centros de producción.

DEJA UN COMENTARIO

Por favor escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre aquí