El proceso administrativo es una herramienta que se utiliza en las empresas u organizaciones para lograr alcanzar sus objetivos, mediante un flujo continuo de actividades que se llevan a cabo según políticas internas de la empresa, maximizando sus intereses lucrativos y sociales, potenciando la eficiencia y consistencia de los recursos humanos, materiales y técnicos.

Principales características del procedimiento administrativo

Este proceso como parte del ciclo administrativo cumple con ciertas características que lo definen:

  • Es universal

Esta herramienta se puede utilizar en cualquier organización que lo requiera debido a que no dispone de limitaciones en el ámbito funcional.

  • Su matriz es estructural

Es un procedimiento que está formado por etapas las cuales buscan siempre implementar el orden para alcanzar los objetivos.

  • Es de carácter retrospectivo y flexible

A medida que se implementa pueden surgir recomendaciones u observaciones frente a los procedimientos, la flexibilidad de esta herramienta permite adecuarlos en el transcurso del tiempo de acuerdo a las necesidades.

Etapas del proceso administrativo

El proceso administrativo común esta compuesto por cuatro etapas o elementos los cuales se conocen comúnmente por las siglas PODC que significan: Planificación, Organización, Dirección y Control, estas etapas se ejecutan de forma cíclica en los objetivos de cada empresa, a continuación se explicará cuales son las etapa del proceso administrativo:

Planeación

Es la parte inicial del proceso, se plantean los objetivos, metas y los métodos que se usaran para alcanzarlos, por lo tanto, responde a las incógnitas: ¿qué se va a hacer? ¿cómo se va a hacer? ¿Quién se encargará? ¿en qué momento sucederá? En este sentido se deben establecer las estrategias más convenientes para alcanzar los objetivos, adicionalmente es necesario la elaboración de un manual que describa las actividades a realizar.

Robbins y De Cenzo (p.6) afirman que planificar abarca la definición de las metas de la organización, el establecimiento de una estrategia general para alcanzar esas metas y el desarrollo de una jerarquía minuciosa de los planes para integrar y coordinar las actividades. Establecer metas sirve para no perder de vista el trabajo que se hará y para que los miembros de la organización fijen su atención en las cosas más importantes.

Organización

En esta etapa se busca coordinar lo que se planeo anteriormente, para ello se buscarán los perfiles más idóneos para desarrollar las actividades propuestas, puesto que de nada servirá establecer los objetivos si el personal es incapaz de desarrollarlos, el objetivo principal de la organización es que se puedan llevar a cabo las actividades de manera satisfactoria con la menor implicación económica posible.

Dirección

A partir de este momento se empiezan a ejecutar las actividades programadas y su organización correspondiente, los directivos deberán estar atentos para así poder tomar decisiones, ayudar e instruir de llegar a ser necesario, dando como paso a tres aspectos fundamentales en esta etapa, los cuales son:

Estos aspectos deberán ser principales características de quienes estén a cargo de la dirección para obtener resultados óptimos.

Control

Es la última etapa, la cual tiene como finalidad evaluar el alcance que se a logrado y si se encuentra encaminada correctamente, para esto se tendrá como base los resultados obtenidos comparados contra los planeados, a continuación, se podrá proceder a tomar las medidas correctivas si es que existe la necesidad, esta labor es completamente administrativa y requiere profesionalismo en la aplicación.

Importancia del proceso administrativo

La importancia del proceso administrativo radica en el buen uso de los recursos de la compañía y la previsión de posibles fenómenos futuros, esto con la finalidad de garantizar la existencia y la superación corporativa.

DEJA UN COMENTARIO

Por favor escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre aquí