Presupuesto de Capital: Qué es y Cómo se hace

| |

El presupuesto de capital es el proceso en el que las empresas evalúan, clasifican y seleccionan las inversiones a largo plazo que implican grandes volúmenes de capital.

Este proceso tiene por objeto cuantificar los recursos que se emplearán y medir los riesgos que conlleva cada alternativa de inversión, con el objetivo de analizar si la inversión obtendrá un rendimiento y si aumentará o reducirá el patrimonio de la empresa.

Básicamente, el presupuesto de capital tiene como objetivo responder a dos preguntas:

  • ¿Es el proyecto de inversión una buena opción, es decir, crea valor para la empresa?
  • Entre las opciones de inversión disponibles, ¿cuál debo elegir?

Así, es posible encontrar las mejores alternativas de inversión, es decir, las que aumentan el valor de la empresa, por lo tanto, el presupuesto de capital permite que la toma de decisiones sea la mejor posible, apuntando al mejor uso de los recursos y evitando el uso inapropiado de los mismos y las posibles pérdidas.

El presupuesto de capital requiere una estimación de las corrientes de efectivo libre que se obtendrán con el proyecto de análisis.

Esas previsiones deben ser lo más cercanas a la realidad posible, pero la incertidumbre en la elaboración del presupuesto de capital es alta, dada la naturaleza intrínseca de las inversiones.

tipos de presupuestos

📙Lectura recomendada
Todos los tipos de presupuestos

Importancia del presupuesto de capital

Toda empresa realiza inversiones constantemente y para ello debe evaluar minuciosamente cada proyecto para utilizar mejor sus recursos.

Aquí es donde entra en juego el presupuesto de capital: evalúa los recursos necesarios para cada alternativa de inversión, así como los rendimientos esperados y sus posibles riesgos, analizando la rentabilidad real de un proyecto para elegir la mejor alternativa.

Dado que las inversiones suelen implicar grandes volúmenes de capital e incertidumbres futuras, la toma de decisiones debe estar bien fundamentada para evitar gastos ineficientes y decisiones apresuradas con consecuencias desastrosas.

Además, el presupuesto de capital es importante para:

  • Aplicaciones a largo plazo: Las decisiones sobre el presupuesto de capital son útiles para la organización a largo plazo porque repercuten directamente en la estructura de costos de la empresa, en las perspectivas futuras y afectan a la tasa de crecimiento de la organización.
  • Posición competitiva de una organización: el presupuesto de capital permite a la empresa generar previsiones sobre su futuro, lo que tiene un gran impacto en la posición competitiva que ocupa.
  • Proyección de efectivo: el presupuesto de capital permite a la empresa saber cuánto capital se necesita en cada escenario.
  • Maximización de la riqueza: las decisiones correctas de inversión a largo plazo conducen a la maximización de la riqueza de la empresa mediante el mejor uso de sus recursos
  • Previsibilidad de los acontecimientos futuros.

Cómo elaborar el presupuesto de capital

Para realizar un presupuesto de capital se requiere:

  • Analizar todas las inversiones necesarias para el crecimiento de la empresa, es decir, analizar todo lo que la empresa necesita hacer para crecer y fortalecerse de acuerdo con su planificación, misión y visión, así como definir las inversiones que la promoverán, proyectando sus flujos de caja.
  • Evaluar las inversiones principalmente a través de los indicadores de Valor Actual Neto, Recuperación, Recuperación con descuento y Tasa Interna de Rendimiento.
  • Seleccione los proyectos comparando la tasa de rentabilidad del proyecto (obtenida después de proyectar las corrientes de efectivo que contienen entradas y salidas de efectivo) con el costo medio ponderado del capital: si la tasa es superior al costo, invierta en el proyecto.
  • Compruebe la cantidad de recursos que se necesitarán: en algunos casos sólo basta con el capital social, pero en otros casos se necesitarán recursos de terceros.
  • Evaluar las fuentes de inversión (sólo si es necesario obtener recursos externos): puede tratarse de préstamos cuando no es necesario justificar el destino del dinero o de financiación cuando hay tal necesidad.

Métodos de valoración de las inversiones

Los métodos más comunes de evaluación de inversiones utilizados en la segunda etapa del proceso de presupuestación de capital son:

  • Recuperación simple: período de tiempo necesario para recuperar la inversión, es decir, las entradas de efectivo equivalen al valor de la inversión (salidas de capital). Lo ideal es que sean proyectos que requieran menos tiempo, ya que cuanto más largo sea el horizonte temporal, mayor será el riesgo. Este método no considera el valor del dinero en el tiempo y no indica la creación de valor, sino que sirve como medida de riesgo.
  • Recuperación con descuento: período de tiempo necesario para recuperar la inversión mediante la evaluación de las corrientes de efectivo descontadas, es decir, considerando el valor del dinero en el tiempo. Aquí también, cuanto más corto sea el tiempo, mejor. Aunque considera el valor del dinero en el tiempo, tampoco demuestra la creación de valor, sólo sirve como una medida de riesgo.
  • Valor Actual Neto (VAN): corresponde al valor actual del flujo de caja neto del proyecto, descontado a la Tasa Mínima de Atracción (TMA). Este método demuestra la creación de valor por cada inversión llevada a valor presente, de modo que si el VAN es positivo, el proyecto crea valor (cuanto más alto sea el VAN, mejor).
  • Tasa Interna de Retorno (TIR): es la tasa que iguala las entradas de efectivo al valor invertido, es decir, la tasa que pone a cero el VAN. Si la TIR es más alta que el DEA, el proyecto crea valor, por lo que es atractivo.

Deja un comentario