PLANIFICACIÓN ESTRATÉGICA: CONOCE QUÉ ES Y CONOCE SUS PASOS

| |

¿Qué es la planificación estratégica?

La Planificación Estratégica es de gran valor para la gestión de una empresa y para su crecimiento. Ayuda a mapear los objetivos de corto, mediano y largo plazo de la empresa. Además, muestra la situación interna y externa de la empresa, ayudando a tomar decisiones estratégicas.

En este sentido, sabemos que el mercado es cada vez más competitivo y desafiante. De esta manera, las etapas de toma de decisiones se vuelven cruciales para la supervivencia y futura expansión del negocio. Por ello, es necesario que las medidas que se tomen dentro de la empresa estén siempre alineadas con su propósito. Por tanto, es fundamental contar con la dirección que proporciona la Planificación Estratégica.

¿Quién debería ser parte de la definición de planificación estratégica?

La elaboración de la Planificación Estratégica debe realizarse por áreas de la empresa que tengan una visión macro de los procesos. Esto se debe a que esta comprensión de la producción permite un mayor alcance de la estrategia. Además, debe incluir personas que tengan conocimiento sobre el mercado y su análisis. En general, son los socios propietarios, directores y accionistas principales quienes crean la planificación estratégica.

Una vez preparada la planificación con los socios, se debe incluir a los gerentes y empleados en el proceso. De esta manera, se sienten parte de la organización y, por tanto, tienen el compromiso y la disposición necesarios para realizar las tareas.

Sin embargo, si los líderes de la empresa no se sienten cómodos estructurando un plan estratégico, es posible subcontratar su elaboración. Y, si ésta es la opción elegida, será necesaria la participación de los dirigentes. Serán responsables de transmitir los análisis e información necesarios para que la empresa contratada comprenda el funcionamiento de la organización, sus objetivos y funcionamiento.

5 modelos de planificación estratégica empresarial

En cuanto a la Planificación Estratégica de Negocios y sus principales etapas, existen cinco modelos principales. Por lo tanto, cada uno da un mayor enfoque a algunas áreas específicas, las cuales varían según las necesidades que requiere la organización.

También cabe destacar que no existe un modelo equivocado, sino modelos con mayor enfoque en determinadas etapas según cada objetivo. Por ello, es importante conocer bien las exigencias de la organización y su día a día para poder ejecutar el modelo que sea más conveniente.

Descubra cinco modelos de planificación estratégica de negocios a continuación:

Estrategia de planificación básica

Este es el modelo más básico y con menor profundidad. Por ello, las empresas que no disponen de mucho tiempo para realizar la Planificación Estratégica suelen aplicar este proceso.

En este sentido, recorre todas las etapas de la planificación estratégica, pero de forma menos estructurada. Es decir, se revisa el propósito, los problemas críticos, el desarrollo de estrategias y el seguimiento. Sin embargo, se aborda de una manera más sencilla, sin utilizar herramientas muy profundas como la Matriz FODA y el 5W2H.

Proceso de planificación estratégica basado en preguntas

En este modelo el procedimiento es muy similar a la estrategia básica, pero se profundiza un poco más con la revisión de la misión, visión y valores, además de la aplicación de la matriz FODA.

A partir de esto se produce una discusión donde se elaboran planes de acción sobre cada uno de los temas planteados en la matriz FODA.

Planificación de alineación estratégica

En este modelo, el pensamiento de Planificación Estratégica se lleva a cabo junto con los diferentes escenarios externos que pueden ocurrir y afectar a la empresa. En este sentido, resulta relevante proyectar tres posibilidades: el peor, el razonable y el mejor escenario posible.

Posteriormente se produce un debate para decidir qué postura adoptará la organización si se da cada uno de estos escenarios. De esta manera, es posible pensar en estrategias concretas dentro de las etapas de la Planificación Estratégica.

Proceso de planificación estratégica orgánica.

Como su nombre indica, este modelo se da de forma menos rígida y más natural que los anteriores, que se dan de forma más lineal. Aquí el foco principal es que el proceso se dé de forma natural, centrándose en una construcción orientada a fortalecer la comunicación y la cultura del equipo en su conjunto.

Por lo tanto, el proceso tiene como objetivo hacer que todos los valores culturales de la organización sean claros, accesibles y conocidos, de esta manera es posible establecer una misión y una visión más consolidadas.

En este sentido, el diálogo es fundamental para este modelo. Ya que la organización busca crecer fortaleciendo la cultura entre todos.

Este fortalecimiento es un procedimiento diario esencial para mantener una cultura sólida entre los miembros. También es importante transmitirlo a los futuros miembros que se unan a la empresa, ya que no hay una fecha límite para completar este proceso.

Etapas de planificación estratégica

Para pensar y desarrollar un buen Plan Estratégico es importante prestar atención a las etapas importantes de este proceso. De esta manera se tienen en cuenta todos los factores importantes y los resultados son efectivos.

Por lo tanto, todos los pasos son esenciales y omitir alguno de ellos podría generar errores en el futuro. ¡Mira cuáles son a continuación!

Análisis de la empresa

Inicialmente, es interesante hacer una lluvia de ideas sobre las principales partes involucradas e impactadas en las operaciones diarias de la empresa. En este caso, es importante pensar en el público objetivo de la empresa. El objetivo es entender tu perfil y cómo te pueden afectar los cambios en la empresa.

Además, es fundamental analizar quiénes se ven afectados financiera y estratégicamente por la organización. Ejemplos de ello son proveedores, posibles inversores, relaciones con organismos públicos, entre otros.

Finalmente, es importante buscar comprender la perspectiva de los empleados y directivos en función de problemas recurrentes o determinados procesos internos. Muchas veces, la visión de quienes están más alejados del aspecto estratégico y más en contacto con la operación puede aportar buenos insights para la ejecución de la Planificación Estratégica.

Revisar misión, visión y valores.

Aunque este no es un paso obligatorio, es interesante contar con esta revisión. El objetivo es entender si la misión, la visión y los valores siguen alineados con la cultura de la empresa y los objetivos de corto, mediano y largo plazo.

Analizar factores internos y externos de la organización.

En este punto es interesante utilizar la matriz FODA o FODA, en portugués. Este análisis consiste en observar Fortalezas y Debilidades internamente y Oportunidades y Amenazas externamente.

En cuanto a los factores internos, es importante valorar las fortalezas y debilidades que dependen únicamente del buen funcionamiento y gestión de la empresa. Por ejemplo, comunicación interna, calidad en la contratación de empleados, alineación de equipos, compromiso, entre otros.

Los externos son aquellos sobre los que la empresa no necesariamente tiene control, pero que debe saber afrontar posibles escenarios adversos. Como ejemplo, se pueden mencionar crisis económicas, fluctuaciones del dólar, cambio climático, cuestiones legales, tendencias de comportamiento, entre otros factores.

Establecer objetivos y metas

A partir del análisis de fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas, es importante comprender e identificar los puntos críticos. Otros factores son el establecimiento de objetivos y metas que mejoren las fortalezas y oportunidades y que combatan o mitiguen las debilidades y amenazas.

Establecer estos objetivos y metas será esencial para desarrollar planes de acción futuros.

Establecer planes de acción

Para lograr los objetivos y metas propuestas, es de suma importancia desarrollar y definir buenos planes de acción. Considerando que podrá existir más de un plan de acción para cada objetivo, en caso de ser necesario. Por ello, es interesante utilizar la herramienta 5W2H para cada plan de acción, ya que permite hacerlos más tangibles y organizados.

En este sentido, es necesario establecer para cada uno de ellos Qué se hará (Qué), Por qué se hará (Por qué), Cuándo se hará (Cuándo), Dónde se hará (Dónde), Quién hazlo (Cómo) y Cuánto te costará (Cuánto).

Cada uno de estos puntos es fundamental para que sea posible delegar responsabilidad en cada uno. Luego, a partir de esto, fijar plazos, monitorear la evolución de los planes de acción según el tiempo estimado. Además, desarrollar indicadores con esta información es muy importante.

Desarrollar indicadores y monitorear resultados.

Al estructurar la información recopilada por 5W2H, es posible desarrollar indicadores de ejecución en relación al plazo. Además, permite obtener un retorno financiero de las modificaciones en relación con la inversión realizada.

Además, es importante desarrollar o analizar indicadores de crecimiento, ventas, rentabilidad y satisfacción del cliente (NPS). Con esto, es posible comparar los resultados de la empresa antes, durante y después de nuevas implementaciones provenientes de la Planificación Estratégica.

A partir de esto es posible entender qué va bien, qué va mal y qué se puede revisar en cada área de la empresa.

Deja un comentario