METODOLOGÍA OKR: ENTENDER LA ESTRATEGIA QUE CAMBIÓ A GOOGLE

| |

Con un número cada vez mayor de nuevas empresas y startups, naturalmente surgen diferentes modelos y estrategias de gestión. Dentro de este escenario, una de las metodologías más populares es OKR, que se hizo famosa luego de ser implementada por Google en 1999 y es considerada una de las estrategias responsables de transformar a la empresa en el gigante que es hoy.

La mayor diferencia de OKR es su simplicidad, lo que significa que puede ser utilizado fácilmente por empresas de cualquier tamaño. La idea de este método es ser directo y conciso, y el acrónimo lo explica bien.

La letra O significa objetivos, que en este caso deben describirse explícitamente a los empleados y deben ser claramente alcanzables, para que todos puedan imaginar este éxito. KR proviene del inglés key results y se trata de las metas que impactan directamente en el éxito del objetivo. En definitiva, los objetivos son la parte cualitativa del plan y los KR son la parte cuantitativa.

Con los objetivos siempre en la mente de los empleados, los resultados clave sirven como parámetro para determinar si los objetivos efectivamente se cumplieron dentro del período determinado. De esta manera, también sirven como herramienta de gestión, ya que al observar los datos el directivo puede determinar dónde se necesita más esfuerzo y concentración.

Pero la objetividad no se limita sólo a estas dos cuestiones. Los OKR trabajan con toda la cultura empresarial, buscando procesos, informes y planificación más optimizados y simples para que todos comprendan la visión de la empresa. Y esta acaba siendo la gran diferencia, el modelo OKR es sumamente flexible, su sencillez teórica permite adaptarse a la realidad de tu empresa y no que el directivo tenga que adaptar su empresa a un sistema.

Además de la flexibilidad general y la objetividad y simplicidad de los objetivos, otras diferencias hacen que OKR se destaque entre otras metodologías. En primer lugar, los objetivos mencionados se definen para un periodo de tiempo más corto, dando más margen de corrección y dando una sensación de proximidad que los hace más alcanzables.

Otros aspectos destacados incluyen el foco en los datos, gracias a los resultados clave, facilitando y aportando mayor precisión en la toma de decisiones y transparencia, ya que todos entienden los objetivos y tienen acceso a los OKR.

Deja un comentario