Los principios de una organización ayudan a garantizar un correcto funcionamiento, guiando a la compañía a alcanzar sus metas de manera más rápida y eficiente, actualmente se consideran 14 principios los cuales enlistaremos a continuación:

principios de una organización

Objetivo:

La organización debe fijar unos objetivos para alcanzar sus metas, los cuales se pueden trabajar en varios departamentos, a estos se les denomina objetivo en común, a falta de un objetivo común, los diferentes departamentos establecerán sus propias metas y existe la posibilidad de que los objetivos de estos mismos sean contradictorios, por lo tanto lo mejor es que exista un objetivo en común para toda la organización.

Especialización:

La organización debe ser establecida de tal manera que a cada individuo se le asigne un deber de acuerdo a sus habilidades y calificaciones, la persona debe continuar el mismo trabajo para especializarse en su área, de esta manera se ayudará a aumentar la productividad de la empresa.

coordinación:

La coordinación de las diferentes actividades es un principio importante de la organización, debe existir alguna agencia o departamento especializado para coordinar las actividades de los otros departamentos. A falta de coordinación,como se hablo en el primer punto, existe la posibilidad de que los distintos departamentos establezcan objetivos diferentes, los objetivos sólo pueden lograrse si se realiza una coordinación adecuada para las diferentes actividades.

Autoridad y Responsabilidad:

La autoridad fluye de manera vertical en la estructura organizacional, a cada individuo se le da autoridad para realizar una labor, aunque la autoridad puede ser delegada pero la responsabilidad recae en la persona que se le ha dado el trabajo, si un superior delega su autoridad en su subordinado, el superior no está absuelto de su responsabilidad, aunque el subordinado se hace responsable ante su superior, la responsabilidad no debe ser delegada en ninguna situación.

Definición:

El alcance de la autoridad y la responsabilidad deben estar claramente definidos. Cada persona debe conocer su trabajo con definición. Si no se asignan claramente las tareas, no será posible fijar también la responsabilidad. La responsabilidad de todos se convertirá en responsabilidad de nadie. La relación entre los diferentes departamentos también debe estar claramente definida para que el trabajo sea eficiente y no tenga problemas.

Alcance del control:

La extensión del control significa cuántos subordinados pueden ser supervisados por un jefe, el número de subordinados debe ser tal que el supervisor pueda controlar eficazmente su trabajo, además, el trabajo que debe supervisarse debe ser inspeccionado por alguien con conocimientos avanzados en el tema. Si el alcance del control es desproporcionado, puede afectar a la eficiencia de los trabajadores debido a la lentitud de la comunicación con los supervisores.

Equilibrio:

Este principio significa que a cada persona se le debe asignar solo la cantidad de trabajo que pueda realizar bien, cuando un empleado está trabajando más de lo que puede y otro está trabajando menos de lo que debe, entonces la productividad se verá afectada en ambos casos, por ende, el trabajo debe dividirse de tal manera que cada uno pueda dar el máximo.

Continuidad:

La organización debe ser flexible de acuerdo a las situaciones cambiantes. Cada día se producen cambios en los métodos de producción y en los sistemas de comercialización. La organización debe ser dinámica y no estática, por lo tanto siempre debe existir la posibilidad de hacer los ajustes necesarios.

Uniformidad:

La organización debe prever la distribución del trabajo de tal manera que se mantenga la uniformidad, cada oficial debe estar a cargo de su área respectiva para evitar la doble subordinación y los conflictos.

principios de una organización

Unidad de Mando:

Debe haber una unidad de mando en la organización, una persona debe responder ante un solo jefe, si un empleado está bajo el control de más de una persona, entonces puede existir lugar para la confusión y el conflicto, al recibir órdenes contradictorias de diferentes superiores, este principio debe crear un sentido de responsabilidad hacia una persona.

Excepción:

Este principio establece que la alta gerencia debe interferir sólo cuando algo sale mal, si las cosas se hacen de acuerdo a los planes, entonces no hay necesidad de que exista interferencia por parte de la alta gerencia, la dirección debe dejar las cosas rutinarias para que sean supervisadas por cuadros inferiores, sólo en situaciones excepcionales se llama la atención por parte de la alta dirección, este principio libera a la alta gerencia de muchas operaciones que pueden ser delegadas, además también permite que este órgano se enfoque en la planificación y la formulación de políticas necesarias para el mejoramiento, no se debe perder el tiempo importante de gestión en la supervisión evitable.

Eficiencia:

La organización debe ser capaz de alcanzar los objetivos de la empresa a un costo mínimo, los estándares de costos e ingresos están predeterminados y el desempeño debe estar directamente relacionado con estos objetivos, no obstante la organización también debe promover la satisfacción en el trabajo de los empleados.

Escalar:

Este principio se refiere a la colocación vertical de los supervisores en el organigrama de la compañía, comenzando desde arriba y pasando al nivel inferior, es un requisito inicial para formar una organización eficaz y eficiente.

Como conclusión podemos decir que los principios de una organización ayudan a mantener una coordinación entre todos los factores que intervienen en ciclo operativo.

También te puede interesar:

DEJA UN COMENTARIO

Por favor escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre aquí