LEAN HEALTHCARE: QUÉ ES, BENEFICIOS Y CÓMO APLICARLO EN EL ÁREA SALUD

| |

Lean Healthcare es una metodología cada vez más extendida en los establecimientos sanitarios. En el escenario de pandemia, muchos hospitales y otras unidades de salud buscaron alternativas para optimizar procesos y reducir costos. Después de todo, existen dificultades para satisfacer el importante aumento de la demanda.

Por lo tanto, este artículo presenta herramientas que ayudan a reducir estos desafíos que vive el sector y contribuir a una mejor gestión de los sistemas de salud. Además, los beneficios de aplicar Lean Healthcare pueden darse no sólo en el escenario de pandemia, sino en entornos que buscan mejores condiciones para su trabajo.

¿Qué es la atención sanitaria ajustada?

A partir de la década de 1990, Lean Healthcare surgió cuando el sistema de salud atravesaba varios desafíos, como la reducción de recursos presupuestarios para la salud. A partir de ese momento, hospitales y otras unidades de salud comenzaron a buscar soluciones que ya estaban disponibles en otras empresas para reducir costos y optimizar procesos, como Metodología ajustada.

Así, Lean Healthcare es una combinación de conceptos de la metodología Lean relacionados con el área de la salud. Se pretende actuar en la mejora continua, reduciendo tareas que no aportan valor, como los desperdicios y el tiempo de espera de los pacientes, lo que aporta varios beneficios al sistema de gestión sanitaria.

¿Qué es la manufactura esbelta?

Lean Manufacturing es una filosofía de gestión de resultados que surgió a partir de conceptos del Sistema de Producción Toyota. En este sentido, el método buscaba un proceso productivo que satisficiera la demanda de manera eficiente, aumentando el flujo de caja sin requerir grandes cantidades de stock. Por ello, su principal objetivo es reducir los residuos que se producen en la empresa.

Para que esta producción ajustada se lleve a cabo en la práctica y reduzca significativamente las tareas que no agregan valor, es necesario que toda la empresa comprenda la importancia detrás de las prácticas metodológicas. De esta manera, el concepto se aplica de la mejor manera posible.

¿Cuáles son los beneficios de Lean Healthcare?

Lean Healthcare aporta los más diversos beneficios a quienes lo aplican. Una mejor comprensión del flujo de información y la reducción de costes operativos y defectos que pueden tener graves consecuencias para el sistema sanitario son algunas de sus ventajas.

Mayor productividad, reducción del tiempo de espera y mejor disposición de los equipos en un establecimiento son otras ventajas alcanzables de Lean Healthcare. Además, promueve una cultura de compromiso con el sistema aplicado y, en consecuencia, aumenta la satisfacción del paciente.

Y, por muy sencilla que sea aplicar algunas herramientas de Lean Healthcare, añaden mucho valor a toda la gestión sanitaria. Esto es fundamental para cualquier empresa, pero en las unidades sanitarias puede llegar a ser aún más decisivo. Esto se debe a la precisión requerida en los procedimientos que involucran al sistema.

¿Cómo aplicar Lean Healthcare?

Porque se trata de la salud de los pacientes, Lean Healthcare requiere un cuidado especial en su aplicación, para que pueda ofrecer los mejores resultados posibles. Para una implementación exitosa, es esencial:

  • Desarrollo de una planificación estratégica eficaz;
  • Organización y Saber cómoy puede ser necesario contratar consultoría especializada;
  • Identificación de la mejor zona de aplicación;
  • Mapear la cadena de valor, identificando actividades primarias y de apoyo;
  • Buscar oportunidades dentro del sistema de salud que necesiten ser optimizadas;
  • Definir qué estrategia es más eficaz para la situación necesaria, identificando qué es de valor dentro del establecimiento sanitario;

Metodologías de atención sanitaria ajustada

Para implementar Lean Healthcare es necesario que las estrategias aplicadas para optimizar los procesos estén acorde a las necesidades del sistema sanitario. Por tanto, el compromiso de la organización de dirigir sus esfuerzos hacia los mejores resultados es lo que conducirá a la eficacia de la aplicación de la metodología.

Para que esto ocurra de la manera más efectiva posible, es necesario utilizar algunas herramientas que faciliten esta aplicación. Ejemplos de estas son la metodología Kaizen, 5S, Kanban, Spaghetti Diagram y Poka Yoke, las cuales se describen a continuación:

Kaizen

Kaizen es una herramienta de mejora continua que significa “cambio para mejor”. Se basa en que toda la empresa debe comprometerse a reducir residuos y costes, además de aumentar la productividad. En otras palabras, es una herramienta que construye una cultura con los miembros, para que siempre puedan perseguir sus objetivos y saber cuándo cambiar o reducir una actividad.

Aplicando esta filosofía, Lean Healthcare aparece casi de forma natural, ya que ambos ideales están totalmente alineados. Esta herramienta aporta una mentalidad de mejora que, al ocurrir en un sistema de salud, reduce los tiempos de los procesos. Además, garantiza una mayor eficacia de los procedimientos y, en consecuencia, una mayor satisfacción del cliente.

¿Quieres saber más sobre Kaizen? ¡Haga clic aquí!

5S

El método 5S representa un conjunto de conceptos cuyo principal objetivo es mejorar el ambiente laboral para que se pueda trabajar en la gestión de la calidad y mejorar la calidad del trabajo de los empleados. Por tanto, la herramienta consta de 5 sentidos que son: uso, organización, limpieza, salud y autodisciplina.

Usando 5S, tienes un ambiente más limpio y organizado, así como un lugar enfocado en el compromiso y desarrollo de tus empleados. Por tanto, para una mejor aplicación de Lean Healthcare, es fundamental utilizar los conceptos del método 5S, ya que la implementación de esta herramienta hará que las unidades sanitarias sean cada vez más capaces de satisfacer sus demandas.

Para conocer más sobre sus principios, ¡consulte nuestro artículo exclusivo sobre la Metodología 5S!

Kanban

Kanban es un gran aliado a la hora de organizar tareas de forma estandarizada y visual. Es un sistema de identificación visual que se moldea según la necesidad de realizar procesos.

De esta manera, se aplica con el uso de tarjetas, indicando la necesidad de reajustar el stock de insumos, por ejemplo. El sistema tiene como objetivo reducir el número de errores y facilitar el flujo de procesos. Con Kanban, la aplicación de Lean Healthcare tiende a volverse mucho más efectiva.

Diagrama de espagueti

El diagrama espagueti es una herramienta muy utilizada en la optimización de procesos, especialmente cuando se trata de perder tiempo y actualizar el diseño. Analiza el movimiento de productos y empleados para comprender si existen posibles cuellos de botella que puedan evitarse.

A través de su aplicación es posible ver más fácilmente el flujo de trabajo y analizar los indicadores de desempeño que está brindando un determinado proceso. Trayendo así una mayor visualización de los resultados del proceso que se optimizó. Por tanto, utilizando esta herramienta, la metodología Lean Healthcare puede ser aún más efectiva en los entornos en los que se aplique.

yugo poka

Poka yoke es una metodología de gestión de riesgos, es decir, ayuda a prevenir errores mediante acciones sencillas. Su objetivo es predecir errores que puedan ocurrir y desarrollar un método para evitar que ocurran, buscando alcanzar un nivel mínimo de defectos en los procesos o en el uso de los productos.

El uso de un sistema de información integrado que señalice el uso de quirófanos en una unidad sanitaria puede ser un ejemplo de poka-yoke. Esto se debe a que el propio sistema puede bloquear la programación de una consulta si no hay salas disponibles a la hora requerida.

Prevenir riesgos y fallos es positivo en cualquier situación, pero en las unidades sanitarias, en las que se incluye Lean Healthcare, se vuelve indispensable, dada la complejidad y sensibilidad del sistema.

¿Cómo medir los resultados de Lean Healthcare?

En general, el mayor resultado esperado al aplicar Lean Healthcare es la creación de un entorno seguro, con comunicación interna visual y efectiva y aprendizaje y evolución del equipo. Además, la creación de indicadores para la aplicación de las herramientas sugeridas es fundamental para el seguimiento de los objetivos buscados.

A través del análisis de datos es posible medir los resultados de la aplicación de esta metodología, evaluando la efectividad de los procesos. Sin embargo, para lograrlo, el estudio debe incluir resultados de dos tipos de análisis, resultados primarios y resultados secundarios. Obtenga más información sobre cada uno a continuación:

Resultados primarios

Los resultados principales de Lean Healthcare se centran en resultados más prácticos y visuales, como mejoras aplicadas al sistema sanitario y resultados aplicados a pacientes y empleados.

Así, el tiempo necesario para admitir a un paciente, el tiempo de recogida y entrega de exámenes, el tiempo de horas extras necesarias o incluso la satisfacción de pacientes y empleados son las situaciones que deben medirse inicialmente. A partir de esto se indicará la efectividad de la optimización de procesos y reducción de costes tras la aplicación de herramientas Lean Healthcare.

Resultados secundarios

Los resultados secundarios se centran en los beneficios indirectos de Lean Healthcare. Ejemplos de ello son la introducción de la filosofía Lean en el sistema, la mejora en el sistema de gestión de la salud y la aplicación de métodos de optimización ligados a Lean.

Esto significa introducir un pensamiento de mejora continua y optimizar los procesos dentro del equipo. Además, señala la aplicación exitosa de sistemas de gestión e implementación de metodologías como Kaizen, 5S, Kanban, Spaghetti Diagram y Poka yoke, con todos sus beneficios. Por lo tanto, Lean Healthcare estará cada vez más extendido en el entorno aplicado, proporcionando cada vez más regularidad en el uso de los recursos y el flujo de procesos.

Deja un comentario