Al hablar competencias laborales se hace referencia a los conocimientos, habilidades, destrezas y actitudes que tiene una persona en el campo laboral y que lo pueden hacer sobre salir ante los demás, en un mundo competitivo donde las ofertas de trabajo no abundan, es necesario además de desarrollar conocimientos técnicos sobre la profesión elegida, también se necesitan desarrollar habilidades que garanticen el profesionalismo y ayuden a la persona a desempeñarse de manera eficiente en su lugar de trabajo.

Las siguientes son las competencias laborales más importantes que debería tener toda persona, bien sea para adquirir un trabajo, desempeñarse mejor en el que tiene o para aspirar a un cargo más elevado:

Competencias laborales

1. integridad

El profesional íntegro es el que cumple con los plazos, que da retroalimentación a los clientes y que no huye de los nuevos desafíos.

2. Autoconocimiento

Conocerse a sí mismo es la mejor manera de desarrollar las fortalezas y saber cómo lidiar con las debilidades.

Intentar ver cómo lo ven las personas a su alrededor y, si es posible, buscar un experto para mejorar tus habilidades personales, todos actuamos bajo patrones de comportamiento, buenos y malos, cuando pueda identificarlos, será capaz de reforzar los que son positivos y minimizar los que son negativos.

3. Confianza en sí mismo

La confianza en sí mismo es esencial para tomar riesgos con seguridad.

El conocimiento de sí mismo y la confianza en sí mismo están estrechamente vinculados, ya que desde el momento en que se conoce bien a sí mismo, tendrá mucha más confianza para actuar, tomar decisiones, improvisar y hacer frente a los conflictos.

toma de decisiones

📙Lectura recomendada
Toma de decisiones

4. Autocontrol y equilibrio emocional

No siempre es fácil contener las emociones en el ambiente de trabajo.

Tener autocontrol y equilibrio emocional no significa ser un profesional frío o mostrar las emociones, el equilibrio emocional es saber tratar los sentimientos y las emociones en el entorno profesional, incluso sabiendo el momento adecuado para expresarlos.

Tratar adecuadamente con las emociones tiene que ver con la inteligencia emocional, una habilidad extremadamente deseada en el mundo laboral.

La inteligencia emocional es la habilidad de reconocer y evaluar tus sentimientos y los de los demás y tratarlos de manera racional.

inteligencia emocional

📙Lectura recomendada
Inteligencia emocional

5. Flexibilidad

El mundo laboral pide cada vez más profesionales flexibles capaces de adaptarse a los constantes cambios del mercado, la flexibilidad también está relacionada con la creatividad, después de todo, ser flexible incluye encontrar nuevas soluciones para afrontar problemas y situaciones adversas.

Los profesionales flexibles están un paso adelante porque pueden entender y actuar en situaciones cambiantes.

6. iniciativa

Todas las empresas quieren profesionales con iniciativa, que conviertan las ideas en acciones.

Para ello, no se debe tener miedo de tomar riesgos calculados y se debe estar preparado para actuar en situaciones difíciles.

Esta es una de las competencias laborales que puede ser entrenada en el día a día, en pequeñas acciones.

7. Análisis crítico

Las empresas no quieren empleados que sólo se quejen, es decir, que encuentren los problemas, pero no las soluciones, buscan personas con análisis crítico, que puedan analizar el entorno de la organización y hacer críticas constructivas.

8.  Habilidades de comunicación

El que sabe comunicarse conquista a la gente en el trabajo, construyendo un interesante marketing personal, pero la importancia de saber expresarse bien va mucho más allá.

Son las habilidades de comunicación las que ayudan a evitar los malentendidos que surgen del ruido en el proceso de diálogo diario de una corporación, y aquí no sólo estamos hablando de palabras, sino también de lenguaje corporal.

9. Capacidad de trabajar en equipo

La capacidad de trabajar en equipo puede parecer obvia, pero no lo es, muchas personas no demuestran esta capacidad en la práctica, no saben delegar tareas, no se escuchan entre sí, y cuando se comunican, tratan de imponer en lugar de proponer.

Trabajar en equipo significa entender que sólo trabajando juntos se garantizan resultados positivos, ser parte de un grupo significa ayudar y ser ayudado, sin egoísmo.

10. Competitividad

Tener competitividad significa proponer objetivos claros y querer ir más allá del objetivo común, la sana competitividad es uno de los pasos para el éxito, buscar la innovación es una característica de los que compiten por ser los mejores.

Esta es una de las competencias laborales más solicitadas.

11. Comprensión y empatía

Son habilidades muy solicitadas, esto se debe a que las empresas no sólo buscan buenos profesionales, sino también profesionales más humanos, saber escuchar al otro y ponerse en su lugar, ya sea el colega o el cliente, es fundamental para el mantenimiento sano del ambiente de trabajo.

La empatía también contribuye al crecimiento personal y profesional.

12. Liderazgo

El liderazgo requiere inteligencia emocional, resistencia, capacidad de delegar y motivar, muchos creen que las habilidades de liderazgo sólo son necesarias para los gerentes y esto es un gran error, saber dirigir y gestionar a las personas lo hace sobresalir entre los demás y es necesario para trabajar en equipo en varias ocasiones.

13. Persuasión

La capacidad de persuadir no es simplemente imponer sus ideas y puntos de vista, al contrario, es la capacidad de presentar su perspectiva con buenos argumentos.

¿Conoce a un profesional que, cuando trae una nueva idea, puede convencer a todos de que es la mejor alternativa?

Es una persona con un alto poder de persuasión.

14. Polivalencia

Tener un conocimiento extenso en su campo es excelente, pero no puede establecerse y detenerse ahí, ser polivalente o interdisciplinario es poder moverse a través de temas y áreas diferentes a su educación original.

A diferencia de lo que enseña la universidad, los problemas laborales no siempre son tan prácticos, objetivos y definidos, surgen en un formato complejo, con muchas cuestiones involucradas, y es necesario tratarlas todas de una manera única.

15. Disponibilidad

No se trata de estar disponible las 24 horas, pero cuando se encuentra en el trabajo, es muy importante demostrar que está disponible para ayudar con las tareas mucho más allá de la definición del trabajo, ser útil significa hacer lo que se pueda para ayudar y, en consecuencia, contribuir.

Las personas que colaboran entre sí tienen más probabilidades de ser ayudadas también.

16. Técnicas de negociación

La negociación no solo es para el área de ventas.

En cualquier área, hay negociación: para discutir los próximos pasos del equipo, para establecer objetivos, para vender ideas, para decidir quién obtendrá el trabajo, etc.

técnicas de negociación

📙Lectura recomendada
Técnicas de negociación

17. Capacidad de aprender rápidamente

Nuevos sistemas, métodos y organizaciones están apareciendo todo el tiempo en el mundo laboral, por lo tanto, los que tienen la capacidad de aprender rápidamente, tienen una habilidad muy demandada por las empresas y ya están un paso adelante.

Por lo tanto, vale la pena dejar la zona de confort y desafiarse a sí mismo para aprender algo nuevo cada día, no importa cuán pequeño sea.

18. Improvisación

Con la constante y rápida evolución de los modelos comerciales, la capacidad de improvisación se ha convertido en una habilidad muy apreciada, como nadie tiene una bola de cristal, a menudo es imposible anticipar los hechos, por lo tanto, identificar las posibles amenazas y actuar rápidamente ante ellas es una habilidad laboral altamente demandada.

La improvisación consiste en actuar ante acontecimientos imprevistos, utilizando los recursos disponibles.

19. Enfoque en el cliente

Un profesional preocupado por el cliente invertirá tiempo en las necesidades de los demás y buscará la manera de satisfacerlas.

Para ello, tendrá que desarrollar la comunicación y la capacidad de tratar con diferentes tipos de personas, tratar con la gente es una de las tareas más difíciles, ya que requiere empatía.

Por lo tanto, mantener el enfoque en el cliente es entender lo que están buscando y tratar de resolver sus problemas.

20. Ética y fiabilidad

Muchos lugares de trabajo están contaminados por quienes actúan de mala fe o difunden chismes y discordia, por esta razón debe ser una persona en la que los colegas y superiores puedan confiar.

21. Creatividad

Las empresas quieren empleados creativos, que presenten soluciones e ideas innovadoras.

Los que pueden aportar ideas creativas van más allá de lo que se espera y también ayudan a hacer parte al equipo estableciendo nuevos objetivos y metas.

22. Resiliencia

La resiliencia es la capacidad de recuperarse fácilmente o de adaptarse a los malos acontecimientos o a los cambios, después de todo, es muy importante que el profesional sea capaz de hacer frente a situaciones de crisis sin afectar su productividad y eficiencia.

23. Compromiso

El compromiso va más allá de cumplir los horarios o las tareas asignadas, el compromiso hace parte de ayudar a cumplir los objetivos, velar por que la empresa crezca cada día y formarse para contribuir mejor con buenas habilidades laborales.

Aunque es la última de la lista, se puede decir que esta es una de las competencias laborales más solicitadas por las empresas.

DEJA UN COMENTARIO

Por favor escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre aquí