LA GESTIÓN A LA VISTA: DESCUBRE 3 MODELOS PARA APLICAR EN TU NEGOCIO

| |

La gestión visual permite compartir los resultados entre los empleados, promoviendo un mayor compromiso entre los equipos para el éxito del negocio. Además, genera transparencia en los procesos, ajustes de información en tiempo real, ahorro de tiempo enfocándose en objetivos y mucho más.

Entendiendo que actualmente existe un alto crecimiento debido a la competitividad en el mercado, las empresas buscan alternativas para asegurar una gestión eficiente, con planificación estratégica, entendiendo los aspectos organizacionales del negocio y con enfoque en resultados. Finalmente, una opción eficiente para esto es la gestión del efectivo, que emplea una cultura enfocada en compartir valores para ser más productivos y, en consecuencia, desempeñarse mejor en los procesos.

¿Quieres mejorar los resultados de tu negocio? ¡Descubre más sobre la gestión de efectivo, los beneficios, cómo aplicar la gestión de efectivo en la empresa y sus modelos!

¿Qué es la Gestión Visual?

Visual Management es un modelo de gestión que permite la visualización de indicadores de desempeño, de forma visual y ágil, para todos los profesionales de la empresa. Asimismo, la transparencia sobre el desempeño empresarial es máxima y los empleados pueden observar posibles puntos de mejora para alcanzar las metas propuestas.

Así, poder ver datos actualizados de forma visual potencia la correcta toma de decisiones, minimizando pérdidas y problemas. Sin embargo, es importante que los empleados sepan interpretarlas y, a partir de ahí, tengan la libertad de realizar cualquier cambio.

¿Conoces los beneficios de la gestión de efectivo?

Si su empresa aún no aplica el manejo del efectivo, no está logrando ser más productiva y, en consecuencia, no tener una mejor desempeño en el mercado. Por ello, consulta a continuación los principales beneficios de este tipo de gestión:

1. Empleados conscientes de su importancia para mejores resultados.

Al utilizar el modelo de gestión visual, los empleados pueden tener una visión más desarrollada de la ambiente en el que se insertan. Asimismo, el equipo se siente efectivamente parte de la empresa y responsable de resultados entregados a los clientes y consumidores.

2. Rapidez en la toma de decisiones

A medida que la gestión visual comparte información de forma clara y con patrones visuales fáciles de entender, los empleados tienen más agilidad al realizar tareas. Y, para los gerentes, resulta más rápido interpretar los datos y tomar decisiones correctas.

 

3. Mejora el control de objetivos

Cuando los objetivos están al alcance visual de los empleados, todos pueden alcanzarlos. sigue el progreso y hacer modificaciones Cuando sea necesario. Además, es posible utilizar tablas de comparación de rendimiento para fomentar la competencia para obtener mejores resultados.

4. Mayor enfoque en los objetivos

La gestión de efectivo también proporciona ahorrar tiempo, centrándose sólo en la información más importante sin depender de actualizaciones o informes complejos. Asimismo, al tener acceso a la información de forma visual y clara, no habrá pérdida de tiempo al tener que rehacer una tarea.

5. Más transparencia empresarial

Cuando se utiliza la gestión visual, la información es monitoreada por todos en la organización, desde el gerente principal hasta el asistente más simple. De esta forma, todos pueden ver la misma información al mismo tiempo, eliminando posibles fallos de comunicación en los procesos de negocio.

6. Mayor compromiso y productividad

Al visualizar los datos desde el panel de gestión, los empleados tienen autonomía y retorno de su esfuerzo, y la compromiso emocional solo con la empresa aumenta. Como resultado, esto mejora considerablemente la esfuerzo mi compromiso de equipos, transformando la motivación interna en aumento de productividad para la empresa.

¿Cómo crear un modelo de Gestión Visual?

Inicialmente es interesante realizar un mapeo de procesos, ya que este primer paso allana el camino para entender de forma clara y sencilla cómo está operando cada sector de la empresa. En este sentido, el mapeo le permite comunicar visualmente los detalles importantes de un proceso y describe el flujo de actividades, en lugar de escribir instrucciones extensas. Además, la herramienta resalta los desperdicios, acelera los procesos de trabajo y genera comprensión.

Después del mapeo, los gerentes pueden definir el KPI (indicadores clave de rendimiento), que será compartido con cada sector o persona de la empresa. El KPI incluye sólo los indicadores más importantes, eliminando los que son innecesarios, para lograr un control de gestión más transparente.

Por lo tanto, monitorear los datos a través de la herramienta KPI permite determinar qué funciona y qué no. Sin embargo, este análisis requiere de una planificación estratégica con números, que son la mejor manera de saber si los resultados están alineados con los objetivos de la empresa.

3 modelos de gestión a la vista en las empresas

Ya ha visto que la gestión visible siempre puede informar a los empleados y directivos sobre su desempeño. Sin embargo, para que entiendas aún mejor qué es la gestión visual, te presentaremos 3 ejemplos de modelos de gestión que pueden ayudar a aclarar la idea.

Kanban

Kanban es un sistema de origen japonés, y su traducción literal significa “tarjeta” y “señalización”. Con él, la empresa utiliza un tablero grande y dispone de tarjetas de referencia para cada tarea. Cada tarjeta es una actividad que se posiciona en subdivisiones, y cada movimiento va de etapa en etapa hasta completarse.

Por tanto, las tarjetas contienen tareas que se pueden separar mediante tres columnas: la sección “cosas por hacer”, la sección “tareas en curso” y, finalmente, “elementos completados”. También existen versiones digitales que simulan este sistema, y ​​un ejemplo práctico es el e-Kanban.

Gestión visual - Kanban

Kanban siempre aparece en las citas como una buena práctica de gestión a la vista. ¡Descubre más sobre el tema con nuestro contenido exclusivo!

Dashboard o panel de gestión visible

Un tablero puede ser analógico o digital y proporciona información sobre los indicadores de desempeño y las tareas que se deben realizar. De esta forma, los paneles estimulan la competitividad y fomentan la integración entre los empleados de los sectores de la empresa a través de la comparación de objetivos. Sin embargo, es importante recordar que los paneles deben actualizarse con frecuencia, para que la información no quede desactualizada y pierda su valor.

Los paneles tienen varias ventajas que ayudan a mejorar el servicio, tales como: redistribución de tareas, reducción del número de empleados inactivos, organización efectiva de tareas, ajustes de información en tiempo real y mucho más.

DISTRITO

Uno OKR (Objetivos y Resultados Clave) es un modelo para la gestión ágil del desempeño. Consigue tener una gestión ágil organizando los objetivos de la empresa, ayudando a medir los posibles resultados del equipo. La diferencia entre OKR y otros modelos es que se caracteriza por la comunicación y el alineamiento, haciendo que las personas avancen juntas hacia el progreso de la empresa.

Por tanto, la metodología OKR presenta un concepto de construcción colaborativa de objetivos, que incluye a todos los empleados en el proceso de toma de decisiones de la empresa. Los principales beneficios de OKR para los empleados son: definición de prioridades, ciclos dinámicos, retroalimentación continua, gestión transparente y mucho más.

Además, es importante resaltar la importancia de investigar y definir qué modelo de gestión tiene más sentido para la empresa y los empleados. Destacar que es fundamental crear una cultura de valores compartidos en la empresa. Finalmente, los empleados pueden comprender el contexto del negocio de la corporación y aprovechar el conocimiento derivado de los indicadores.

Deja un comentario