El socialismo: Origen y características

| |

El socialismo es un sistema político y económico que surgió entre finales del siglo XVIII y la primera parte del siglo XIX y tiene como esencia el principio de igualdad. El sistema socialista está muy asociado al modelo marxista, pero no sólo existe este tipo de socialismo.

Principales características del socialismo

El objetivo del sistema es la transformación de la sociedad a través de la distribución de los ingresos y la propiedad para reducir la desigualdad social.

Las principales características del socialismo son:

1. intervención del estado

El Estado interviene de manera permanente y eficiente en el desempeño de las actividades económicas y sociales y controla los precios y los salarios de los trabajadores.

La intervención del Estado es importante para garantizar la igualdad de oportunidades y medios de producción para todos los ciudadanos.

2. Distribución equilibrada de los ingresos

La distribución de los ingresos significa que todo lo que produce la sociedad debe ser distribuido equitativamente entre todas las personas. El beneficio de la producción es controlado por el Estado y dividido entre los trabajadores.

El objetivo principal de la distribución de ingresos controlada por el Estado es eliminar las desigualdades que existen debido a la gran diferencia de poder económico entre las clases sociales.

3. Socialización de los medios de producción

Toda la estructura productiva de la tierra, las empresas y las máquinas es propiedad colectiva, de cooperativas o empresas públicas. Esta estructura está gestionada por el Estado, así como todo el proceso de producción de bienes y servicios.

Toda la riqueza y los valores que resultan de la producción socializada deben ser divididos equitativamente entre los ciudadanos o invertidos en beneficio de la sociedad. Así, en el socialismo no hay propiedad privada.

4. La inexistencia de un sistema de clases

Como consecuencia de que los medios de producción pertenecen a todos, en el socialismo sólo debe existir la clase social de los proletarios (trabajadores).

No hay ricos ni pobres, ni empleadores ni empleados, y los recursos de la economía pertenecen a todos. No hay clases sociales con intereses opuestos o que representen una desigualdad social.

5. Economía planificada

Significa que la economía y la producción del país están controladas por el Estado para que funcionen de la manera más equitativa posible. El Estado es responsable de controlar todas las áreas de la economía, como lo que se produce, los precios y las ventas.

También es responsabilidad del Estado controlar el valor y el pago de los salarios. La economía planificada también se denomina nacionalización de la economía.

6. Oposición al capitalismo

Desde su surgimiento en la Revolución Industrial el ideal socialista nació como una reacción a las desigualdades sociales generadas por el capitalismo.

Hay muchas diferencias entre los dos sistemas, en el socialismo hay una intervención estatal en la economía, la producción y los salarios. En el capitalismo hay poca intervención y los precios y los salarios son definidos por el movimiento económico del mercado.

Otra diferencia se refiere a las clases sociales. El socialismo busca una sociedad sin división de clases, mientras que en el capitalismo hay diferentes clases sociales que demuestran la existencia de desigualdades sociales.

7. Subordinación del interés individual al interés general

Es parte del funcionamiento del ideal socialista que el interés colectivo o social es más importante que los deseos individuales.

Esto significa que los intereses de cada individuo deben estar en segundo lugar de los intereses comunes a todos.

¿Cómo funciona el socialismo?

Según las ideas socialistas, el poder está centralizado en la mano del Estado. La población trabajaría normalmente, pero en empresas estatales, reguladas y supervisadas por el Estado.

De esta manera, el salario de todos sería prácticamente el mismo, todos recibirían la misma cantidad que sus vecinos, parientes, amigos y otros.

Otro punto a destacar es que no habría diferencias sociales entre la comunidad. Los servicios de educación, salud y transporte también serían públicos.

¿Cómo surgió el socialismo?

Las ideas socialistas surgieron a finales del siglo XVIII y principios del XIX, en el contexto de las implantaciones de las grandes industrias, con la Revolución Industrial.

Con la transformación de la sociedad en la dinámica industrial, los trabajadores trabajaban en condiciones terribles, sin perspectiva de cambio. Fue en esta época que los pensadores socialistas comenzaron a imaginar un régimen político en el que la desigualdad social no existía.

Corrientes del socialismo

El socialismo utópico

El socialismo utópico fue la corriente diseñada por los primeros pensadores socialistas como Rouvroy, Fourier y Owen. Creían en la distribución equilibrada de la riqueza y en la construcción de una nueva sociedad de forma pacífica y consciente.

Estos pensadores tenían algunas ideas en común, como estar en contra del individualismo, la propiedad privada y la competencia. Precisamente por eso, no creían en los conflictos para llegar a este sistema político-económico.

La palabra utópica tiene el significado de ser algo inalcanzable. Por esta misma razón, muchos pensadores consideran esta corriente de socialismo idealista, ya que espera condiciones ideales para aplicarla.

Socialismo científico

El socialismo científico, también conocido como marxismo, se oponía a esta idealización y creía que la participación de los trabajadores en la aplicación del sistema político-económico era muy importante. Para esta corriente, creada por Karl Marx y Engels, la transformación debe venir “desde dentro”, del grupo de proletarios.

Una de sus principales características (y diferencia en relación con el socialismo utópico) es considerar la reforma proletaria desde la lucha de clases – cuando decimos lucha, es literalmente. Marx habló de tomar las armas y buscar una división más equitativa de los bienes materiales.

Debes estar preguntándote qué son estas clases. Para el socialismo científico, sólo hay dos clases:

  • La burguesía (los dueños de los medios de producción), considerados exploradores;
  • El proletariado (trabajadores), considerado como explotado.

El socialismo real

Por último, el socialismo real fue el que se aplicó en varios países, como Cuba y la antigua Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), por ejemplo.

Recibió este nombre porque el socialismo fue de hecho implementado, y para tener sentido en la vida cotidiana, algunas características fueron adaptadas y puestas en práctica. Un ejemplo de ello es la centralización del poder en manos de un único partido de orientación socialista.

tipos de mercado

📙Le recomendamos leer: Tipos de mercado

Países considerados socialistas

Los países socialistas lo son:

  • Cuba
  • China
  • Corea del Norte
  • Vietnam
  • Laos

Principales autores del socialismo

Para entender el socialismo, necesitamos conocer más profundamente a algunos pensadores. Destacamos cuatro de ellos:

  • Claude de Rouvroy: más conocido como el Conde de Saint-Simon, abogó por la unificación de Europa mucho antes de que existiera la Unión Europea. En ese contexto de la Primera Revolución Industrial, el francés creía que la industria debía ser útil a la vida – él era un utilitario.
  • Charles Fourier: se hizo muy conocido por ser uno de los primeros en pensar en el cooperativismo. No estaba de acuerdo en ver todo desde una perspectiva económica, estaba en contra del capitalismo, el liberalismo, la urbanización extrema, el matrimonio, e incluso estaba en contra de la monogamia.
  • Robert Owen: también responsable de fomentar el cooperativismo. Es muy importante estudiar a Owen porque tenía una vida en la industria, pero no dejó de pensar en las condiciones de sus trabajadores. Propuso una reforma no sólo en el trabajo, sino también en la vida de las personas, a partir de una mayor educación.
  • Karl Marx: uno de los pensadores socialistas más conocidos. Creía que para que se produjera el socialismo era necesario tener una lucha de clases, la llamada “revolución proletaria”.

Diferencia entre socialismo, capitalismo y comunismo

Para atar este contenido y salir de aquí sin ninguna duda, ver la diferencia entre el capitalismo, el socialismo y el comunismo.

Capitalismo

Se trata de un sistema económico y social, adoptado hoy en día en la gran mayoría de los países, que se basa en medios de producción privados, trabajo asalariado y actividades con fines de lucro.

En este caso, cada uno por sí mismo. Es un concepto opuesto al socialismo, que predica el fin de la división de clases y la fuerte presencia del Estado.

Socialismo

Es un sistema económico y social basado en el fin de los medios de producción privados y la centralización del poder en manos del Estado. Con el sistema socialista, los ingresos se vuelven igualitarios, indiferentes a la función, y se termina la división de clases.

En este caso, el estado socialista decide todo para todos.

Comunismo

Es un sistema económico y social un poco diferente del socialismo. Cree en el fin del Estado (ya que puede estar al servicio de algún grupo de interés específico) y en los medios de producción de manera colectiva.

En este caso, todos viven en función de todos (sin centralización del poder en el Estado).

Deja un comentario