La comunicación organizacional son los medios y estrategias utilizados por la empresa para comunicarse con diferentes públicos y fortalecer su imagen en el mercado. La comunicación organizativa es la “voz” de una empresa, todos los medios y formas utilizados para dialogar con los empleados y clientes.

Tipos de comunicación organizacional

Ahora que ha entendido lo que es la comunicación organizacional, debe conocer cuáles son los principales tipos:

Comunicación institucional

Corresponde a las formas de comunicación con el entorno exterior; los procesos son llevados a cabo por la oficina de prensa, relaciones públicas, proyectos de marketing, programas de responsabilidad social y ambiental.

Comunicación interna

Abarca los medios de comunicación dirigidos al público interno, como la intranet, los medios impresos (revista, boletín, periódico), la radio y la televisión corporativas, las redes sociales, entre otros.

Comunicación de marketing

Incluye estrategias de marketing, publicidad, eventos corporativos, ferias, exposiciones, talleres, en definitiva, todos los medios utilizados para promocionar la marca, los productos y servicios, obtener una mayor visibilidad en el mercado y vender más.

Endomarketing

Corresponde a la planificación y ejecución de acciones de marketing para el público interno que tiene como objetivo crear una relación armoniosa entre los valores y la imagen de la empresa. Entre los tipos de comunicación organizacional, el endomarketing utiliza la capacitación, las campañas, los eventos y las conferencias para mejorar el clima organizacional y estimular el crecimiento de la productividad y los ingresos de la empresa.

Comunicación integrada

Articula todas las demás formas de comunicación organizativa para que el flujo de información, tanto vertical como horizontal, se produzca sin “distorsiones” que puedan comprometer las relaciones internas y externas de la empresa.

cultura organizacional

📙Lectura recomendada
Cultura organizacional

Funciones de la comunicación organizacional

Una de las funciones más importantes de la comunicación organizacional es gestionar las relaciones con los diferentes públicos, centrándose en el fortalecimiento positivo de la imagen de la organización. Al comprender lo que es la comunicación organizativa, es más fácil entender sus funciones:

  • Promover la comprensión de los objetivos de la organización.
  • Movilizar e integrar al público interno.
  • Fortalecimiento de las relaciones con los interesados.
  • Facilitar los procesos de negociación internos y externos.
  • Dar más visibilidad a la organización en el mercado.
  • Persuadir al público de interés.
  • Gestionar las crisis, facilitar el cambio interno.
  • Optimizar la toma de decisiones.
  • Proporcionar información a la sociedad.
  • Mejorar las relaciones con la prensa.

Canales de comunicación de la organización

En el entorno organizativo, la elección de los canales de comunicación es fundamental para el éxito de las estrategias destinadas a informar, motivar y comprometer a los diferentes públicos a través de la información. Aunque los medios tradicionales como los boletines, los periódicos y la intranet, los medios digitales de comunicación corporativa se han convertido en protagonistas de un universo cada vez más conectado.

En este sentido, las necesidades específicas de cada empresa determinarán los canales y plataformas que utilizarán para comunicarse con los diferentes públicos objetivo en función de sus perfiles y objetivos estratégicos.

  • Canales de comunicación interna.
  • Canales institucionales.

¿Cómo hacer la comunicación organizacional?

Ahora que ya sabe lo que es la comunicación organizacional y cómo puede ayudar a su empresa en la relación con el público y la valorización de la imagen, ha llegado el momento de saber cómo hacer la comunicación organizacional con este paso a paso que le guiará en sus estrategias.

1. Motivar la audiencia

Este es el punto de partida para lograr un resultado positivo en cualquier estrategia de comunicación en su empresa. Después de todo, no basta con conocer la información del perfil, hay que ir un poco más allá y comprender cuáles son sus preferencias, por qué los clientes prefieren su marca y no la de la competencia (o viceversa), qué piensan de sus productos o servicios, cuál es la opinión de los empleados sobre el clima organizativo y los beneficios que se les ofrecen, etc.

Algunas formas de realizar esta encuesta pública es confiar en herramientas que permitan la retroalimentación e interacción en diferentes plataformas como las redes sociales corporativas, la comercialización por correo electrónico y los centros de llamadas y Whatsapp, por ejemplo.

2. Definir los objetivos

Después de haber encuestado a los diferentes tipos de público, ya tiene información sobre las direcciones de su estrategia que le ayudará a definir los objetivos de su campaña, acción o anuncio.

No tiene sentido tratar de comunicarse de la misma manera, usando los mismos canales, con diferentes audiencias, ¿verdad? Así pues, la segmentación de las audiencias le ayudará a comprender, por ejemplo, cuál es la imagen de su empresa en la opinión de los empleados y qué aspectos deben mejorarse para que comprendan el posicionamiento de la empresa a través del endomarketing o, en el caso de los clientes, cómo atraer la atención del mercado hacia su marca para el lanzamiento de un nuevo producto a través de los medios de comunicación y los anuncios en los medios sociales.

3. Elija los canales

El tercer paso es la elección de los canales de comunicación de la organización, en los que el factor de inversión financiera y la disponibilidad de la estructura definirán, por ejemplo, si es mejor imprimir un boletín o enviar un boletín a su público interno.

Es esencial preparar un presupuesto acorde con la realidad de su empresa para no perjudicar la calidad de su estrategia. El tipo de lenguaje, una vez más, definido según el tipo de audiencia y el objetivo de su campaña, también influirá en el canal elegido y en los tipos de contenido que se utilizarán.

4. Preparar el contenido

En este paso, el equipo de comunicación de la organización de su empresa debe definir qué tipo de contenido se dirigirá al público. ¿Vale la pena producir un video institucional sobre las normas de seguridad de su empresa? ¡Sí, lo es! ¿Qué tal un blog donde sea posible compartir contenido relevante para mis potenciales consumidores? ¡Sí, también es válido! Lo esencial a la hora de definir el contenido y pensar a quién va dirigido es ajustar el formato y comprender cómo el público accederá a él y qué acciones serán necesarias para que la información les llegue de la forma más asertiva posible.

5. Analizar los resultados

La principal forma de analizar los resultados de las acciones de comunicación institucional de su empresa es evaluar el rendimiento obtenido con ellas. Además de la opinión pública sobre el contenido a través de comentarios e interacciones, ¿cuáles fueron las ganancias para la imagen de la empresa? ¿El público interno está más involucrado en el ambiente de trabajo? ¿Cuántas pistas se obtuvieron con los anuncios y el contenido publicado en el blog y las redes sociales?

La respuesta a estas preguntas le ayudará a planificar sus próximas acciones y a hacer ajustes para que la imagen de su empresa sea cada vez más destacada y bien vista por el mercado a corto, medio y largo plazo.

DEJA UN COMENTARIO

Por favor escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre aquí