Características del liderazgo

| |

Las características del liderazgo, son simples y útiles para encontrar un buen líder dentro de un grupo o para que una persona ponga practica estas características o habilidades fundamentales, ya sea con fines personales o para la vida laboral.

Dentro de este artículo podrá encontrar 12 características fundamentales del liderazgo, que deberá tener toda persona a cargo de un grupo:

1. Entusiasmo sincero

El verdadero entusiasmo por un negocio, sus productos y su misión no puede ser falsificado. Los empleados pueden reconocer una falsa alegría a kilómetros de distancia. Sin embargo, cuando los líderes son sinceramente entusiastas y apasionados, es contagioso.

Ser entusiasta ayuda al líder a identificar los principales problemas de su industria. Cualquier innovación comienza con estos problemas y termina con productos y servicios. Los problemas clave se resuelven cuando hay una fuerza positiva y apasionada detrás de ellos.

2. Integridad

Ya sea dando el crédito apropiado por los logros, reconociendo los errores, transmitiendo la retroalimentación o poniendo la seguridad y la calidad en primer lugar, los grandes líderes demuestran integridad en todo momento. Hacen lo que es correcto, aunque no sea lo mejor para el proyecto actual o incluso el resultado final.

Cuando la gente ve la evidencia de que los líderes no tienen integridad, puede ser casi imposible recuperarse y la confianza perdida es difícil de devolver. El buen liderazgo permanece intacto, independientemente de la situación.

También le puede interesar: 8 Técnicas de liderazgo

3. Grandes habilidades de comunicación

Los líderes deben motivar, instruir y disciplinar a las personas de las que son responsables. No pueden lograr nada de esto a menos que sean hábiles comunicadores. No sólo es importante tener grandes habilidades de comunicación, sino que una mala comunicación puede llevar a malos resultados.

Los líderes que no desarrollan estas habilidades a menudo son vistos como débiles y mezquinos. También es importante recordar que la escucha es una parte integral de la comunicación.

4. Lealtad

Los mejores líderes entienden que la verdadera lealtad es mutua. Por ello, expresan esa lealtad de manera tangible que beneficia a los miembros de sus equipos. La verdadera lealtad es asegurar que todos los miembros del equipo tengan la formación y los recursos para hacer su trabajo.

Los grandes líderes se ven a sí mismos en posición de servir a los miembros de su equipo. Los empleados que creen que el liderazgo es leal a ellos son mucho más propensos a mostrar su propia lealtad.

5. Decisión

A un buen líder no se le permite simplemente tomar decisiones debido a su posición. Están dispuestos a correr el riesgo de tomar decisiones. Toman estas decisiones y se arriesgan sabiendo que, si las cosas no funcionan, tendrán que asumir la responsabilidad en primer lugar.

Además, los jefes que no son decisivos son a menudo ineficaces. Demasiado esfuerzo para trabajar en consenso puede tener un efecto negativo. En lugar de tomar simplemente una decisión, muchos líderes permiten que el debate continúe y luego crean una decisión fragmentada que no satisface a nadie.

6. Competencia de gestión

Muchas organizaciones tratan de crear líderes a partir de personas que simplemente son buenas en su trabajo. Los que emergen como muy buenos trabajadores suelen tener cualidades importantes. Ellos son los que tienen un fuerte conocimiento de los productos y servicios de la compañía. Entienden los objetivos, procesos y procedimientos de la empresa.

Por otro lado, ser bueno en tu trabajo no prueba que alguien tenga las otras habilidades que necesita para el liderazgo. Por ejemplo, ¿pueden inspirar, motivar, guiar y dirigir? Como en el fútbol, aunque casi todos los entrenadores tienen experiencia como jugadores, los jugadores más exitosos no son necesariamente los entrenadores más exitosos.

7. Empoderamiento

Un buen líder cree en su capacidad para formar y desarrollar a los empleados que están por debajo de ellos. Debido a esto, están dispuestos a capacitar a los que dirigen para actuar de forma autónoma.

Esto viene de la confianza de que los miembros de su equipo están totalmente preparados para los desafíos que enfrentan. Cuando los empleados están capacitados, es más probable que tomen decisiones que sean en el mejor interés de la empresa y del cliente también. Esto es una realidad, aunque signifique permitir que los empleados se salgan un poco del guion.

Conozca más sobre: El Empoderamiento.

8. Carisma

Es más probable que las personas sigan el ejemplo de aquellos a quienes admiran. Los mejores líderes son bien hablados, accesibles y amigables. Muestran un cuidado sincero por los demás. A las personas de todos los niveles de una organización les resulta fácil relacionarse con ellos y seguir su liderazgo.

9. Habilidades interpersonales

Las excelentes habilidades interpersonales son esenciales para un liderazgo efectivo. Los grandes líderes saben cómo interactuar bien con otros líderes, así como con los miembros del equipo. Estas habilidades a menudo se denominan “habilidades blandas“.

Además, pueden situarse como facilitadores de las relaciones. Incluso en situaciones de crisis, los buenos líderes sirven como pacificadores y entrenadores para un trabajo en equipo mejor estructurado y generador de resultados.

10. Juicio orientado a la acción

Los grandes líderes inteligentes toman decisiones que hacen avanzar al grupo. Para ello, es necesario ser hábil y capaz, lo que conduce a acciones concretas. Los miembros del grupo son capaces de mirar al líder como un ejemplo de cómo se deben hacer las cosas.

Los líderes efectivos prestan atención a los miembros del grupo y realmente se preocupan por ayudarles a tener éxito. Quieren que cada persona del grupo tenga éxito y juegue un papel en el avance de todo el grupo.

11. Coraje y confianza en sí mismo

Los mejores líderes son valientes y están comprometidos con los objetivos del grupo. No se esconden de los desafíos. Además, los líderes fuertes se aferran a la perseverancia y la resistencia.

Incluso cuando las cosas se ponen difíciles o el grupo se enfrenta a obstáculos importantes, son capaces de guiar las buenas decisiones. Muchos de los mejores líderes son extremadamente seguros. Debido a que tienen confianza en sí mismos, los seguidores a menudo comienzan a compartir esta confianza en sí mismos.

12. Estabilidad emocional

Además de ser fiables en general, los líderes fuertes son capaces de tener un equilibrio emocional. Esto es tanto en el sentido de entender lo que están sintiendo como en el sentido de evitar reacciones que podrían causar daño al grupo. La inteligencia emocional es un motor para mejores líderes.

Deja un comentario